Caso 3043    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Amena18/12/03

Pésimo servicio al cliente y falta de responsabilidad de Amena

A quién corresponda, si es que le corresponde a alguien.


Me dirijo a ti, número de fax ya que, a pesar de que solicité el nombre de alguien o el departamento que se hiciera responsable, parece ser que en esa empresa no hay nadie que asuma la función de recoger las quejas de los clientes. Al menos esto es lo que tengo que deducir de las instrucciones dadas por el personal que me atendió por teléfono el pasado domingo 27 de octubre (personal, por otro lado, muy correcto y que cumplió con su cometido tal y como la empresa le había aleccionado). Y a qué viene todo esto, te estarás preguntando querido número de fax... La historia se remonta, como mínimo, a los inicios del mes de septiembre (digo como mínimo porque no puedo recordar con exactitud la fecha del primer contacto ya que no suponía en ningún momento que fuera a necesitar tener que apuntar las fechas y horas en mi agenda); por entonces recibí en mi móvil un mensaje dándome a conocer la oferta que hacia Amena y que consistía en la adquisición de un modelo de Nokia (tampoco apunté el modelo, qué desastre) por 36 euros. Me pareció que era el mejor momento para cambiar el viejo modelo de Motorola que había heredado y que, aunque cumplía perfectamente las funciones para que lo destinaba era un pequeño trasto que abultaba en el bolsillo de forma considerable.... Me informo del modelo de Nokia y veo que es un buen aparato, de un coste de unos 119 euros en el mercado. No hacía falta ser un genio de las finanzas para pensar que realmente era una oferta interesante. Llegados a este punto, pasamos a dar el segundo paso, esto es llamamos al 1474 y una amable señorita me toma los datos de forma diligente. Le informo de que no vivo en un casco urbano, que se trata de una casa en el campo pero que el correo y los servicios de mensajeria llegan sin problema. Nos despedimos muy educadamente, no sin antes recordarme que en quince días recibiré el teléfono. ¡Estupendo!, en dos semanas podré deshacerme de este pequeño trasto que merece pasar a mejor vida. Pasan los días, y nadie viene a mi casa (del servicio de mensajeria, me refiero...) Una semana, dos semanas... tres semanas....creo que lo mejor es llamar de nuevo al 1474. La amable señorita que me toca en suerte (o fue un amable joven?) me informa que el paquete ha sido devuelto porque no había nadie en casa... Pero hombre, qué me dices... si siempre que han venido y no me han encontrado me han dejado una nota.... ya pero aquí me consta que han ido y lo han devuelto al almacén... pues habrá que volver a pedirlo, pues deme sus datos, ¿otra vez?, es que hay que empezar la petición de nuevo, bien. Nueva despedida recordándome los quince días de plazo. Esperamos pacientemente. Mientras tanto aprovecho el tiempo y me doy una vuelta por las compañías de mensajeria que trabajan en esta isla en la que vivo, y es que, querido fax, aquí somos pocos y prácticamente nos conocemos todos. Es curioso, en ninguna de las agencias, las más importantes en el ámbito nacional, tienen constancia de haber recibido y devuelto ningún paquete de tu compañía a mi nombre y también se extrañan de que el hipotético empleado no hubiese dejado ningún aviso de recepción del paquete, como siempre suelen hacer. Es mejor volver a llamar a tu compañero el 1474 y ver qué me dicen....Sí Sr. Carlos el paquete ya ha salido pero Sr.Carlos es que no han pasado los quince días de plazo, ya pero si me indicas la compañía con la que trabajáis podría intentar hacer algún tipo de gestión y mirar de adelantarme al reparto..., lo siento pero no sabemos qué agencia trabaja en la zona, pero cómo es posible, es que esa información no nos consta en la pantalla, bien pues esperaré al sábado que es cuando se cumplen los quince días, adiós buenas tardes, adiós (¡Qué empleadas más educadas!). Dejo pasar un par de días y el sábado por la noche aprovecho para volver a llamar: pero D.Carlos (Señor, Don,...) es que no han pasado quince días hábiles, ¡acabáramos! eran quince días hábiles y yo como un idiota llamando antes de tiempo. Le vuelvo a explicar a la amable señorita el tema de la casa aislada, la posibilidad de saber qué empresa es con la que se trabaja para ir yo y ahorrarnos un malentendido ... que si quieres arroz Catalina, que no podemos darle esa información.. pero mujer cómo es posible eso, es que no me sale en pantalla (qué gran recurso, ahora es la pantalla la culpable de casi todo, es lo que tiene la infomagía, perdón la informática ¿?????....). Domingo mañana; lo aprovecho para dar una vuelta por la playa, a pesar del tiempo (ventajas de vivir en una isla pequeña) y cuando vuelvo a casa mi hijo me avisa que han llamado de Amena para avisarme que no me podrán enviar el Nokia y que tendrá que ser un Alcatel... ¿un domingo por la mañana se dignan en llamar para avisarme de un cambio de ese tipo? ¿pero no habíamos quedado que el paquete ya había salido? Como comprenderás, menos bonito, pensé en toda una serie de improperios dirigidos a tus propietarios que no a las amables trabajadoras del servicio de información, que son eso trabajadoras que no hacen más que aquello que les dicen qué tienen que hacer y cómo lo tienen que hacer. Nueva llamada, nueva empleada, nueva explicación; parece ser que se ha producido una ruptura del stock....pues ya es mala suerte que el stock se rompa el sábado por la noche, y te lo comuniquen el domingo, justo después de la última llamada (¿casualidad?)... pues nada qué le vamos hacer pues ahora me enviáis el Alcatel y ya está, muy bien ¿me puede dar sus datos?, ¿otra vez? Pero si es la tercera vez... ya, pero el pedido es nuevo....Infomagia!!!!!!!, para qué sirven las bases de datos?, pero qué tonterías digo... Recuerde que el plazo es de quince días, hábiles, sí claro Sr. Carlos. Escuche y si quisiera hacer una queja, a quién me tengo que dirigir, pues por escrito al número de fax ......
Supongo que algún día llegará el teléfono (de características inferiores al ofertado inicialmente y por tanto se podría estudiar la posibilidad de denunciar el caso a los organismos competentes), o no. La verdad ya me da lo mismo. No dependo de ese aparato y si al fin aparece pues vale, y si no que se lo coman.... Al menos el derecho al pataleo ya no me lo quita nadie, así como la repetición de la historia, siempre que me apetezca, a quien quiera oírla. Justificaciones estoy seguro que las hay, porque los hay capaces de justificar lo más peregrino y creer que quien recibe las explicaciones es como mínimo un ser al borde del entendimiento y que cualquier cosa que se le diga es suficiente para que se les deje en paz. Total quién es este? Pero qué se ha creído? Es cierto, tan sólo soy .... un (estúpido) cliente (de mierda).


+ Quejas Apestan.com
Amena apesta
17/ 08/ 05
1987
0
    pts.
Amena, Auna, puros problemas
27/ 05/ 05
2096
0
    pts.
AMENA menudo ladron!
27/ 10/ 04
1606
0
    pts.
+ Quejas del área geográfica

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario