Caso 6737    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Carrefour04/12/07

Carrefour ENGAÑA a sus CLIENTES

Presumiblemente, entre los meses Mayo de 2006 hasta Enero de 2007, serían aproximadamente unos 2395 clientes los que contrataron su seguro de ciclomotor en Carrefour España a través de la Correduría de Seguros Carrefour S.A, de los cuales unos 700 serían de la Suroeste, es decir, Sevilla, Huelva y Cádiz. A este número de clientes hubo que cantarles la canción de “las liebres y las sardinas” una vez su seguro llegó a la fecha de vencimiento anual. De todos es sabido que las compañías suelen renovar los seguros una vez finaliza el año, pero resulta que esos 2395 clientes, uno a uno, tuvieron que presentarse en las dependencias de sus respectivos centros Carrefour, pues todos ellos recibieron una carta de la Mutua Valenciana Automovilística comunicándoles que sus pólizas no se renovarían. Y estas tapas fueron ingeridas con un “la Mutua Valenciana trabaja muy mal y no podemos seguir con ella”, “desaparece la mutua Valenciana”, o un “Carrefour ha roto su contrato con la Mutua Valenciana”, pero he aquí que salta la liebre del plato: Es mentira. No había contrato que romper. ¡NO HABÍA CONTRATO!. La irresponsabilidad y falta de profesionalidad del Jefe de Producto de la Correduría de Seguros, el señor O.M.B, hizo, presumiblemente, no sólo que esos clientes se quedaran sin servicio, sino que causó una gran pérdida económica a Carrefour debido a que tuvieron que asumir los gastos que los siniestros de los clientes causaron. Es decir, esos 2395 clientes dejaron de estar asegurados por la Mutua Valenciana. ¿Quién los protegía en caso de fallecimiento o siniestro total?. Presuntamente de nuevo, parece ser que el ilustre director de Finanzas y Seguros J.R.G se habría llevado las manos a la cabeza ante tan gravísima falta del señor O.M.B. quien, al parecer, había cerrado un contrato para dar un servicio a nivel nacional, café por medio, de forma verbal!. Pero no pasaba nada, el compadreo y la proximidad de despachos tapó el bulto con un tupido velo. La realidad es, presumiblemente, bien distinta a la que se les dio a los clientes: La Mutua Valenciana dejó de prestar su servicio libremente debido a varias razones: la problemática gestión de los siniestros de los clientes Carrefour, las incidencias en las contrataciones y, lo más importante, la facilísima disolución de un contrato que “no existía” porque al señor O.M.B se le había olvidado firmarlo. Increíble pero cierto, este mismo responsable de la correduría se permite el lujo de acudir a reuniones en Madrid y presentar datos, estadísticas y cifras sobre clientes para acusar a trabajadores que sí son profesionales en su materia y que sí saben lo que significa firmar un contrato.
+ Quejas del área geográfica
Bar Carmela
05/ 12/ 10
2677
1
  3.0  pts.
Muebles Rey estafadores
16/ 12/ 09
3855
1
  1.5  pts.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario