Caso 69965    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Centro Veterinario México07/09/12

Centro Veterinario México, negligentes

0
Centro Veterinario México
El martes 28 de agosto mis dos perritas pomerania estaban jugando y accidentalmente una de ellas se golpeó muy fuerte en la pata delantera y tenía mucho dolor, ya que eran más de las 9 de la noche la llevamos de urgencia al Centro Veterinario México para que le sacaron una radiografía y nos dijeran si tenía fractura. Nos atendió la doctora C., no recuerdo el apellido, sólo que es chilena y nos confirmó que efectivamente, mi perra tenía fractura de radio y sería necesaria una cirugía para arreglarla, pero que en ese momento no se la podía realizar y la programaron para el lunes 3 de septiembre, supuestamente la iba a operar la MVZ especialista en Ortopedista S.M.


Esa noche en el Centro Veterinario México sólo la entablillaron y me la llevé a casa con analgésicos. El lunes, llevo a mi perrita para la cirugía a las 10 de la mañana y la operan ese mismo día a las 4 de la tarde. La ví cuando salió de la cirugía y estaba temblando mucho, me dijeron que era a causa de la anestecia pero que no me preocupara, que era una cirugía muy sencilla y todo había salido bien. También me dijeron que la cirugía no la realizó la doctora M. sino el Dr. P. En ese momento me retiro del hospital tranquila, pensando en que al día siguiente mi perra saldría y se recuperaría en casa. Iba apenas en el coche de regreso cuando me llaman del hospital para decirme que después de tomarle nuevas radiografías a Nina (mi perra), el doctor P. no se sentía "cómodo" con uno de los clavos que le puso porque quedó mal así que lo mejor era realizarle una nueva cirugía al día siguiente para acomodarlo, ya que de lo contrario podría quedar coja. Obviamente dije que NO me parecía adecuado que un perro de menos de dos kilos fuera anesteciado por completo dos veces en menos de 24 horas. El me contestó que por favor confiáramos en él, que era lo mejor, un procedimiento súper sencillo con el que la perra no correría riesgo. Aún así dije que NO y que tal como habíamos quedado pasaría a recoger a mi perra al día siguiente en la tarde. Imaginen mi sorpresa cuando al día siguiente me llama este "supuesto" doctor para decirme que Nina murió durante la segunda cirugía de un paro cardiaco ya que su corazón no aguantó la anestecia! En ese momento voy al hospital para reclamarle por qué realizó un procedimiento que no le permití y me dice que por teléfono yo había accedido! Me puse como loca, le dije que yo no firmé ninguna responsiva, que es un imb*cil, en qué cabeza cabe arriesgar de esa manera a un perrito tan pequeño!Lo amenacé a lo que él respondió que estaba dispuesto a reembolsarme el costo de la cirugía... eso no me regresa a mi perra! No quiero que las cosas se queden así, quiero alertar a otros dueños para que no lleven a sus mascotas al Centro Veterinario México... para ellos se trata de un simple perro, para mí Nina era mi compañera, mi hija, la quería tanto como a un miembro de mi familia y hasta el día de hoy me resulta increíble creer como es posible que una simple fractura en su patita terminara así! Estoy investigando que más puedo hacer en su contra pero por lo pronto si a través de esta queja logro por lo menos salvar a un perrito de caer ahí me daré por bien servida. Tengo pruebas de todo lo que cuento, las radiografías iniciales, las posteriores a la cirugía, todo el expediente para probar que no es simplemente el coraje lo que me hace escribir esto.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario