Caso 96346    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Clínica Veterinaria Mi Mascota y Yo12/11/14

Clínica Veterinaria Mi Mascota y Yo en Toluca irresponsables y negligentes

0
Clínica Veterinaria Mi Mascota y Yo
Negligencia medica como veterinarios, Pésima intervención medica como veterinarios, Incumplen los servicios que uno solicita, No respetan los precios que ofrecen desde un principio, maltrato fisco a mi mascota, laceraciones físicas a mi mascota, tienen sobre precios en los productos que venden, No entrega ningún tipo de comprobante fiscal, ni de los servicios que ofrece ni de los productos que vende.


El pasado viernes 31 de octubre de 2014, y previamente solicitado y acordado con la Clínica Veterinaria “mi mascota y yo”, ubicada en Calle: Av. Sauces Mza. 7, lote 17, casa 102, entre las calles de Abedules y Abetos, Colonia: Sauces I, en Colonia: Sauces., C.P. 50200, (ahora 50210), directamente con el MVZ G.R.V., responsable de dicha clínica.


Lleve a través de mi hijo a mi mascota, un perro raza Pitbull, hembra de tres meses y medio aproximadamente de edad, para que se le realizara una cirugía de OTECTOMIA ESTETICA, para lo cual esta clionica en una visita previa de mi parte con éllos, me había indicado el precio de $900.00 (novecientos pesos 00/100 M.N.) por dicha intervención, más el día que la presente a cirugía no me respeto el precio y me lo incremento sin mi conocimiento a $950.00 (novecientos cincuenta pesos 00/100 M.N.), vía telefónica me comunique con éllos y manifesté que eso no era lo acordado pero como el perro ya se encontraba ahí no me quedo más que aceptar aun con mi disgusto su incremento de precio, acto seguido se llevo a cabo la cirugía solicitada por mí, la cual acorde previamente con éllos en cuanto a forma y tamaño del corte, para lo cual les había mostrado una imagen con el modelo, forma y tamaño que le solicitaba para esta cirugía y el cual se les entrego físicamente para seguir el corte solicitado por mi persona.


A salir de mi centro de trabajo y siendo aproximadamente las 18:45, del día 31 de octubre del 2014, me presente a recoger a mi perro a la clínica “Mi Mascota y YO”, el cual ya presentaba realizada la cirugía, mas no era ni la forma ni el tamaño convenido por ambos previamente, adicionalmente y en ese momento, adquirí un collar isabelino para protección de la cirugía para mi perro de la cual no me dieron nota ni factura alguna de la compra de este artículo, así como tampoco nota o remisión o algún tipo de documento que avalara el procedimiento quirúrgico realizado por ellos a mi perro, donde aparte se dieran indicaciones post operatorias o indicaciones de cuidados o indicaciones de próxima cita para el retiro de los puntos de la cirugía, no se me entrego ningún documento ni fiscal ni del servicio quirúrgico realizado, por lo que una vez realizado el pago de $950.00 (novecientos cincuenta pesos 00/100. M.N.), del cual tampoco me entrego recibo nota o factura alguna de mi pago, me retire a mi domicilio.


El día lunes 03 de noviembre del 2014, aproximadamente a las 18:00 horas, me presente nuevamente a la clínica veterinaria “Mi Mascota y Yo”, para manifestar mi inconformidad a lo realizado por ellos en la cirugía y que no fue lo solicitado por mí ni lo acordado por ellos a realizar, les manifesté que el largo de las orejas no era el solicitado por mí de acuerdo a las imágenes previamente mostradas y entregadas a él para su realización, así mismo le manifesté que el perro presentaba la oreja derecha más alta en relación a la izquierda con la cirugía realizada y únicamente se concretaron a darme evasivas sobre su trabajo y a insistir en que lo realizado estaba bien hecho no obstante la contundencia de los hechos y presentar a mi perro físicamente para que observaran lo mal realizado de la cirugía efectuada por ellos, y les volví a insistir en las variaciones de tamaño y el exagerado largo que tenían ambas orejas de mi perro y que para nada era lo solicitado por mí, le pedí la corrección a la OTECTOMIA ESTETICA que realizaron y me citaron el día miércoles a las diez de la mañana para llevarle a mi perro y practicarle nuevamente la cirugía, el día acordado me presente y previo a la intervención quirúrgica, acorde nuevamente con éllos, el servicio de cirugía a realizar, manifestándo nuevamente los errores cometidos por élllos, a lo cual insistentemente aun con el perro presente los negó nuevamente.


Acorde se corrigiera el tamaño excesivo del largo del corte de las orejas así como la diferencia de tamaño que presentaban ambas y me retire, acordando recoger a mi perro el mismo día, nuevamente me presente siendo aproximadamente las 18:50 y al entregármelo ya presentaba nuevamente realizada la cirugía recortando el tamaño del largo de las orejas pero aun manteniendo una notoria diferencia de tamaño entre una y otra aunado a la mutilación de uno de los costados de la oreja izquierda de mi perro mediante la realización de esta cirugía, conmigo nunca acordó cobro alguno de esta segunda intervención y únicamente a través de su esposa me cobraron $400.00 (cuatrocientos pesos 00/100 M.N.), de lo cual tampoco me entregaron comprobante fiscal alguno.


Afectaciones directas causadas a mi perro por la clínica veterinaria mi mascota y yo en Toluca: Daño físico, deformación de estética exterior de superficie craneal, mutilación en orejas, daño corporal en la zona de la cirugía efectuada, laceraciones dolorosas innecesarias.
• Mutilación del contorno lateral izquierdo de la oreja, lo cual hizo que esta quedara más angosta y con más abertura del orificio auricular del perro.
• Mala realización de la cirugía, ya que no observo el correcto largo de ambas orejas, mismo que derivo en afectación de diferencia de tamaño en relación una con otra.
• No respeto lo solicitado por mí de sus servicios, ni lo acordado por el para su realización, mismo que derivo en la deformidad de la apariencia del perro de acuerdo al genotipo de la raza y al estereotipo y estética de la cabeza de mi perro.
• Daño y afectación a mi economía al modificar los acuerdos previamente acordados con él en cuanto a precio y servicios a realizar.
• Daño y afectación a mi economía por volver a cobrar una segunda cirugía correctiva derivada de una mala intervención quirúrgica inicial, realizada por el mismo en un primer servicio de cirugía.


Afectaciones a mi persona y a clientes en general del MVZ G.R.V., en la prestación de los se4rvicios que ofrece y en la venta de productos que realiza en esta clínica.
• Solicitan el firmar una responsiva sobre la intervención que el realiza, pero en su contenido, no se lee ninguna relación de lo acordado o solicitado especifico por el cliente y únicamente está redactada para deslindarse de cualquier responsabilidad sobre la cirugía y dice que puede realizar otros procedimientos sin aviso de así considerarlo necesario. De estos documentos, se encuentran en su poder DOS responsivas, una firmada por mi hijo el día 31 de octubre que se llevó a cabo la primera cirugía y una segunda firmada por mí el 05 de noviembre, fecha en que realizado la segunda cirugía, de estos documentos no entrega copia alguna a mi persona como propietario del perro.


• No generan ni entregan notas ni mucho menos Facturas de los accesorios o productos que venden y cuando se les solicitan aluden a citar que cobraran el importe más el IVA de la factura que uno les solicita, siendo que estos son productos que a élllos ya le facturan con un impuesto grabado, les aumenta el precio y para evitar facturar y declarar lo correspondiente al SAT, evita lo que por derecho corresponde a uno como cliente y evade la obligación fiscal que tiene de entregar la factura correspondiente de los productos que vende, evade declarar al No Facturar la mayoría de los productos que venden, así como el cumplimiento real a sus obligaciones fiscales, ya que he comprado collares, correas, alimentos para perro en diferentes presentaciones, accesorios de juego para perros, antisépticos, entre otros
• No entregan ni generan, ningún tipo de hoja de admisión a cirugía, expediente clínico del perro ni antes ni después de solicitar una intervención quirúrgica, ni al término de la misma que esta clínica realiza, tampoco entrega ningún documento que acredite el estado físico del perro al momento de entregarlo al propietario, ni lo realizado durante las intervenciones quirúrgicas que realiza en dicha clínica.


• No extiende recetas, esto con la finalidad de obligar al consumo de los productos que el vende a un sobreprecio a los clientes que llevan a sus mascotas a diferentes revisiones por diferentes padecimientos.
• Como se le otorgo una licencia de funcionamiento comercial en una zona donde el uso de suelo es habitacional y no comercial.
• No exhibe título profesional ni cédula profesional alguna de él ni de los distintos médicos que prestan sus servicios en dicha clínica, para acreditar que cuentan con la preparación académica correspondiente, de acuerdo a las diferentes regulaciones de ley en la materia.
• No muestra a la vista de los clientes, licencia o permiso de funcionamiento para esta clínica por lo cual no sabe uno si está autorizado legalmente su funcionamiento.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario