Caso 46521   3  pts.  (1 calificaciones) Cía: Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla19/01/11

COBAEP: Discriminación institucional

Mi sobrino es un muchacho increíble, amplía mis conocimientos de forma asombrosa, es muy educado y tiene don de gente. Presentó el examen para el ingreso al bachillerato, y obtuvo uno de los más destacados promedios de todos los aspirantes.

Llegó a su vida el momento de una nueva etapa escolar, ello le llenó de entusiasmo: estaba muy emocionado; su sapiencia se incrementaría; conocería más gente, nuevos profesores, nuevos amigos; y un cúmulo de experiencias insólitas e increíbles.


Era una tarde de agosto, el chico presentó algunos malestares provocados por la sustracción de sangre para los análisis de sangre que le son requeridos para su entrada a la escuela, además de sus padecimientos respiratorios. No obstante acudió puntual al Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (Plantel Loma Bella o U21), después de aguardar poco más de media hora, ingresó al instituto, sus malestares físicos se agravaron. Los profesores y los demás jóvenes le miraron con extrañeza cual escoria, y los mentores le solicitaron acudir con el director y el subdirector del colegio, los cuales le interrogaron de forma muy ofensiva y lacerante sobre su estado, le preguntaron "¿Estás retrasado mental?", "¿Cómo le hiciste para llegar hasta el nivel bachillerato?", "¿Eres el recomendado de alguien del personal o por qué estás aquí?", a pesar de esto decidió guardar prudencia y simplemente les informó sobre sus problemas físicos y como pudo, les hizo una severa crítica a su sistema (en palabras coloquiales "les volteó la tortilla"). Aunque el muchacho expuso sus males, los directivos decidieron ignorarlo, y le solicitaron retirarse de la escuela y le informaron que ésta no tenía ninguna responsabilidad. Todos le miraron con rareza cual si hubiese cometido algo indebido. Con las pocas fuerzas que le quedaban caminó hasta su casa dos kilómetros.


Al llegar a casa, mi sobrino quedó al cuidado de mi hermana e informó lo sucedido a su padre. Él indignado se dirigió a la institución, donde negaron todas las cuestiones que le formularon a su hijo. Le notificaron que el chico sería dado de baja por comportamiento indebido y le sugirieron una escuela especial para personas con retraso mental.

Este tipo de iniquidades ocurre en una de las pocas alternativas públicas de educación media superior del Estado de Puebla, y sí, mi sobrino sí que vivió cosas insólitas e increíbles.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
19/01/11
-0 
+5
 +5
Reportar
Getsemanhy  10
4774
Reportar
no entendí muy bien la queja, solo por verlo con algunos males respiratorios le dijeron que era un retrasado mental? como que eso no cuadra, segura que no sucedió algo más, por otro lado tambien puede ser que la escuela simplemente sea muy lenta para tu sobrino, cuando una mente superdotada se encuentra trabajando al mismo ritmo que la gente promedio, tiende a atrofiarse y puede llegar a mostrar conductas propias de un retrasado mental, sin que sea así, simplemente la escuela le aburre y el modelo educativo es obsoleto para él, pueden checarlo con un psicologo o psicoterapeuta, suerte, y por cierto quejate ante la sep, por que el maltrato eso esta mal muy mal
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario