Caso 111733   3  pts.  (2 calificaciones) Cía: Colegio Olinca Altavista30/03/16

Alerta de bullying en Olinca Altavista

2
Colegio Olinca Altavista
Colegio Olinca, Campus Altavista, ¡Alerta de Bullying!


Recientemente, buscando escuelas para mis sobrinos, leí que el Olinca es uno de los mejores, según algunas revistas y encuestas, así que me interesé más a fondo y pregunté a algunos alumnos y papás que están en esta escuela y les cuento de lo que me enteré.
El Olinca se fundó hace unos 40 años por Teresa Compeán en la base de una educación comprometida con la excelencia académica y humana, fomentando alumnos " autónomos, de mentalidad abierta, con una sólida base en los valores". Desafortunadamente, estos principios han quedado sólo en la letra. Efectivamente, la excelencia académica sigue ahí, sin embargo las demás virtudes han desaparecido, ya no hay una mentalidad abierta, no es incluyente y los valores y la misión que tan brillantemente está descrita en su página, son inexistentes, quedando abierta a jerarquizaciones, discriminación y compadrazgo por parte de la asociación de padres de familia y, repitiendo este ejemplo, los niños clasifican y maltratan a sus compañeros, ante la mirada cómplice de la directora Maestra I.O. y de los maestros.


Los niños se clasifican entre ellos con títulos como los "pops" (circulo selecto de buleadores),"nerds", "deportistas", "superpinkies", "millonetas" y "cacas". De éstas clasificaciones derivan distintos tratos y maltratos. Los niños pops, autoproclamados líderes, deciden quien sí y quien no participa en los juegos de futbol de los recreos , a quien excluyen de los juegos con la ley del hielo y otros abusos dolorosos. Mientras tanto, los maestros miran hacia otro lado. El caso más fuerte que me contaron, fue el de un niño que llevó un cuchillo a la escuela y con él amenazaba y humillaba a los otros. No diré su nombre para no propiciar que se le estigmatice, pero sí diré los nombres de las madres de familia, que dentro del chat del grupo, se burlan de otras madres de manera constante, haciendo difícil la comunicación. Las más agresivas son Ú.M., A.B. y K.M., generando un ambiente de tensión y angustia, en donde tendría que haber solidaridad y compañerismo.


Las madres que reciben los agravios, dicen preferir esto a que molesten a sus hijos en la escuela. Cabe agregar, que hay una asociación de padres, poderoso órgano de discriminación y compadrazgo. Ellos señalan quienes son los elegidos para participar en las actividades escolares y con su cerrazón e intransigencia en vez de facilitar el ingreso a la comunidad a padres e hijos, los hacen sentirse agredidos y humillados.

Los maestros y directores, que deberían velar por la integridad física y psicológica de los alumnos y no sólo por la excelencia académica, no han buscado estrategias para solventar estas situaciones, si arguyen que las desconocen, es aún más imperdonable. El maestro M. de deportes permite que los niños sean empujados y humillados sin reaccionar. Los maestros encargados del orden en los recreos, se hacen de la vista gorda ante lo que claramente sucede frente a ellos. Debo agregar, que esta es una escuela muy, pero muy cara, ahí van hijos de políticos, de empresarios, de actores y actrices, gente a la cual, supongo que los administradores han pedido que no se les toque ni con el pétalo de una rosa, para evitar que se molesten y agraviarlos. Lo mismo que sucede en México con todas las "ladies" y "dones" que abundan y, evidentemente, no hacen de nuestro país un mejor lugar para vivir.


Y como colofón, es tan sistematizado el abuso, que incluso se evidencía en artimañas mercantilistas, ofrecen una semana de descuento, durante esa semana dicen que están analizando si aceptan o no al alumno y a la siguiente semana, en donde ya no hay descuento, avisan que el niño o niña ha sido aceptado, obviamente sin derecho al "supuesto" descuento.
Escribo esto con tristeza…. Vivimos en un México que necesita colegios con la misión que promueve el Olinca, pero ciertamente, no con la realidad del mismo. Tengo también un dejo de esperanza, pues estoy seguro que la directora y fundadora Teresa Compeán, tenía un interés fundamental y cercano a su corazón cuando comenzó el proyecto. Creo que en el camino se perdió con intereses creados y creo que puede volver a su ajustar sus prioridades para hacer del Olinca el Colegio que fue y que no violente a alumnos y padres de familia como lo hace ahora.


Reitero que esta carta es producto de las entrevistas que tuve con padres y alumnos de la escuela y la escribo, pues creo que es obligación de los ciudadanos buscar educación de calidad y denunciar abusos y situaciones vejatorias en los centros educativos, especialmente cuando la formación de los futuros ciudadanos está en juego.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
19/06/16
-0 
+1
 +1
Reportar
Bunbury  16
305
Reportar
Todo eso lo sabes por la inscripción de tus sobrinos??
09/10/16
-0 
0
 +0
Reportar
Gabora  15
84
Reportar
Gracias. Es una excelente exposición de como se van distorsionando esta y muchas escuelas, donde se pierde el objetivo fundamental de la educación y se corrompe en favor de los más ricos o más fuertes.
Es una pena, dá hasta miedo el pensar las "personas" que saldrán "educadas" de ahí; unas, pensando que maltratar, humillar y vejar es lo normal y otras acostumbradas a aguantar y callar.
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario