Caso 77313    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Hotel Barceló Cuernavaca Ejecutivo01/04/13

Hotel Barceló Cuernavaca Ejecutivo queja hospedaje y atención

0
Hotel Barceló Cuernavaca Ejecutivo
Atención. Gerente Hotel Barceló Cuernavaca Ejecutivo:


Me dirijo a usted para hacer de su conocimiento la terrible experiencia que viví en mi última estancia en sus instalaciones.
Estuve hospedada en compañía de mi madre (discapacitada de 84 años de edad), en la habitación 101, del día 26 al 29 de marzo del año en curso.
Al asignarme la habitación, nunca fui informada que se trataba de una habitación de no fumar. Y por el hecho de haber estado hospedada en otras ocasiones en esa misma área, nunca me imaginé que estuviese prohibido fumar en ese espacio, el cuál carece de señalamientos de no fumar y del característico detector de humo que se coloca en el techo de las habitaciones y que por reglamentación se encuentra en todos los hoteles del mundo.


Estando fumando en la terraza de mi habitación, al aire libre, me llamó una persona groseramente del área de recepción, para informarme que en esa habitación no se podía fumar y que si detectaban olor de cigarro en las cortinas, que dan a la terraza, o en la habitación, se me sancionaría con una multa de 50 dólares.
A partir de ese momento, ya no fumé aunque me pareció de lo más ilógico e incongruente que al pie de mi terraza si estuviera permitido fumar, es decir a menos de un paso de distancia!
Y peor aún, si tenemos en cuenta que en esa área permitida, que por cierto es donde se encuentra la alberca (Menorca), está repleta de niños!


Entonces, me alarmé al ver que justo junto a mi terraza estaba fumando una pareja y mi habitación empezó a llenarse a olor de cigarro!
Las recamareras al ver un cenicero que estaba del día anterior, dieron por hecho que ahí se seguía fumando y dejaron una carta amenazante que francamente me pareció injusta. Fui víctima del peor hostigamiento y mi estancia en Hotel Barceló Cuernavaca Ejecutivo lejos de ser placentera se convirtió en un suplicio.


En las noches, a la una de la mañana, el personal del restaurant se ponía a montar el servicio del buffet y el ruido era insoportable, nunca entendí porque hacerlo a esa hora y no por la mañana en un horario más adecuado y menos molesto.
Y bueno el colmo fué cuando a la hora de liquidar mi cuenta, me cobraron $500,00 por lavado de una sábana que fue manchada por una gota de sangre de una várice de mi señora madre. Sin duda el lavado de sábana más caro de mi vida!


Con todo esto considero que su Hotel Barceló Cuernavaca Ejecutivo no tiene la atención y menos la infraestructura necesaria para dar la comodidad y trato que me merezco al haber sido un cliente asiduo durante largo tiempo en sus instalaciones.
Asimismo estoy segura que yo, como muchos de mis amigos y familia, encontraré en el hotel fiesta inn la atención que merezco.


Saludos y muchas gracias por hacerme vivir las peores vacaciones de mi vida!


H.C.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario