Caso 147660    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Instituto Ovalle Monday28/11/19

Instituto Ovalle Monday le quedó la fama, pero no es una buena escuela

0
Instituto Ovalle Monday
El instituto Ovalle Monday es una escuela con más de 60 años de experiencia, pero nada que ver con lo que fue en el pasado: vive de su fama y glorias pasadas. Inscribí a mi hijo porque yo estudié ahí hace como 20 años y mi experiencia fue buena. El problema es que la escuela actual no tiene nada que ver con las glorias del pasado y vive de la pura fama. Me explico:


Entras al kínder y las clases no están mal, pero tampoco es algo muy diferente a los demás. Eso sí: el kínder es el gran negocio de la mesa de padres de familia y le tienes que entrar con los regalitos de esto y aquello (de verdad, había que dar cooperaciones por lo menos una vez al mes) y también a cada rato había que disfrazar a los niños y darles regalitos enfrente de todo el grupo por el esfuerzo que estaban haciendo.


Conclusión: una cultura del consumismo horrible. En términos de enseñanza, todo muy relajado, poquitas tareas y dieces para todos. Lo grave: en el salón de mi hijo había problemas serios de conducta, entre los niños y hacia las maestras y la escuela lo minimizaba, pero no lo resolvía. En su generación se inscribieron muchos niños y habilitaron maestras que no estaban bien preparadas. Abrieron más grupos de los que originalmente tenían previstos.


¡Qué importa que la maestra no sepa: hay que ganarse una lana!
Luego llegas al famoso Especial de inglés, que se suponía que era un año para que los niños profundizaran en el aprendizaje de la lengua inglesa, pero que es un año de mucha frustración. Mi hijo salió del kínder Ovalle con promedio de nueve y al llegar al primero de inglés, resultó que no sabía, que se había quedado atrás respecto al grupo, como si viniera de otra escuela. Bueno, pues pensamos que debíamos repasar.


Las maestras nos dijeron que nos basáramos en el libro que hace la misma escuela (un montón de impresiones a blanco y negro del año de la canica) y ¡gran sorpresa! Los niños en primero de inglés, cuando formalmente todavía no les han enseñado ni a leer bien en español, deben contar en inglés y escribir los números perfecto, en letra cursiva; usar los pronombres personales y posesivos, el verbo to be, los meses y los días (pero ni siquiera se los enseñan de corrido, sino que en una unidad les enseñan "enero, agosto, junio, lunes, miércoles" y en otra, "febrero, marzo, viernes, sábado", de verdad), las figuras geométricas, los adverbios de posición, los lugares de la casa... deben escuchar videos de youtube con un vocabulario súper elevado y responder cuestionarios online, además de conocer los tipos de suelo (arena, tierra y rocas), las formas de la tierra (montaña, valle...), los materiales de los que están hechas las cosas (madera, vidrio, metal, tela, papel...) e identificar los que tienen magnetismo.


Todo eso, en los primeros dos meses y sólo en la clase de inglés, aparte está lo de la clase de español. Entonces: en clase ven todo rapidito, en casa tienen un montón de tarea, sacan 10 en los ejercicios en clase y 3 en el examen. Y después de pasársela haciendo las tareas y diciéndole a los hijos que se apuren, no sólo los niños quedan hartos con esta simulación en la que supuestamente aprenden mucho, pero no entienden nada. Me queda claro que se puede memorizar una semana antes del examen y panzar, pero la verdad es que los niños no aprenden y lo peor: pierden el interés por estudiar porque les frustra que siempre están atrasados, que apenas están comprendiendo algo cuando ya le echaron encima otro montón de contenido y que el interés principal de esta escuela es retacar a los alumnos y a ver quién se encarga de que entiendan.


La verdad es que no quiero pensar qué estudian los de 6o grado y no pensamos quedarnos para investigarlo.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario