Caso 98319   3  pts.  (10 calificaciones) Cía: UNAM15/01/15

Señorita Laura a usted le gusta la UNAM?

UNAM
Señorita Laura a usted le gusta la UNAM?


Para expresarse con libertad de esta secta disfrazada de institución educativa, lo primero que se tiene que hacer es disculparse, previniendo una oleada de insultos provenientes de los súbditos robotizados de esta vaca sagrada.


Como la verdad siempre se venderá sola, no me disculpo de los porros, de los comunistas, de los pobretólogos ni tampoco de los egresados que piensan que de no ser por la UNAM, ellos mismos ni el país gozarían de una pisca de desarrollo.


Los profesionistas exitosos egresados de la UNAM, destacaron siempre en sus vidas, por su temperamento por sus capacidades mentales que les permitieron ser competentes (en los criterios de educación del tercer mundo) para entrar a la UNAM sobrevivir a ella y también a la sociedad.


De tal manera que sin o con UNAM la misma gente que se jacta de ser PUMA hubiera estudiando en otra institución y también serían personas exitosas. (Tengan autoestima por favor)


Enumero algunos subtemas que no se discuten en ningún lugar fuera de la red, ya que estos son tabúes de la sociedad mexicana, de inmediato saldrán los románticos, fanáticos, nacionalistas e izquierdosos para bloquear cualquier posibilidad de discusión constructiva (cosa que si se entiende en las sociedades sofisticadas).


1 La media de la UNAM no refleja una calidad educativa, hablan muy mal, con acentos guarros, palabras altisonantes, albures y peleas. Dentro de los planteles es notorio en el lenguaje corporal, un gran complejo de superioridad. (Un lugar finísimo para formar el sentido crítico como en las mejores del mundo) “nosotros somos de mucho nivel” el trabajo de unas docenas de investigadores endiosan a cientos de miles de observadores.




2 Las instalaciones de la UNAM están libres de policías y militares, la UNAM tiene su propio escuadrón de seguridad, que no atiende los casos de abuso dentro de la gran institución, la práctica común es echarle la culpa a las víctimas, cualquiera en nombre de la “institución” puede hacer vandalismo dentro y fuera de las instalaciones, ya que el ejército y la policía no tienen permitido el contener estas manifestaciones “estudiantiles”. (Un lugar finísimo para generar una conciencia de respeto a la sociedad). Si un estudiante llevara un BMW de laño a los estacionamientos de la UNAM, me preguntare yo ¿Qué cosa pasaría al paso de unas semanas en esa universidad de tanto nivel?




3 la docencia es llamarada de tapete, los estudiantes se les obliga a hacerlo por su cuenta (los profesores están para hacer crecer, una patada de la buena suerte para que sean autodidactas es un ninguneo disfrazado de emprendimiento) salvo excepcionales profesores que aman su trabajo el resto es anarquía.




4 en el subcontinente de los países más primitivos, el país con más territorio muy probablemente sea el más rico (america latina). La UNAM es el caso, es la de más tamaño y eso en las sociedades primitivas significa grandeza. En el exterior de la región eso significa visibilidad. La habilidad para los latinoamericanos para deformar la realidad y hacerla parecer favorable está integrada, es un virus que entra con la paupérrima educación que caracteriza a la región o con los golpes que la represión pueda enseñar. Garantizando el conformismo, romanticismo y fanatismo.




Para estas últimas tareas la UNAM se pinta sola.


Por favor no parodien a la Chimoltrufia para opinar me adelanto a sus introducciones:


“No sé, lo que pasa en que en todos lados es igual, siempre existen las buenas experiencias y las malas también y como generalizar es malo entonces opino por mi sin olvidarme de una opinión con y por los demás, pues es que es como todo.”
(Como hasta después de la palabra 200 empiezan a opinar asertivamente).
+ Quejas Apestan.com
attached image
FMVZ en CU, queja muy fuerte
12/ 04/ 16
9625
7
  5  pts.
attached image
UNAM prepa 6, muerte de alumno
19/ 12/ 12
86416
38
  5  pts.
attached image
Ingenieria UNAM gente sin experiencia
20/ 01/ 16
2152
3
  4  pts.
attached image
Amarga experiencia en la UNAM
03/ 11/ 14
9988
18
  4  pts.
+ Quejas del área geográfica
attached image
Franquicias Nutrisa un fraude
07/ 10/ 14
98801
26
  4.7  pts.
Apestan.com en Milenio.com
05/ 05/ 08
43679
28
  4.7  pts.
attached image
Cuidado con aceptar un empleo de Veteria Labs
25/ 08/ 15
34335
40
  4.6  pts.
attached image
Mundo de Inglés de Disney ¡me salvé!
07/ 10/ 11
139095
49
  4.6  pts.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
15/01/15
-1 
0
 +1
Reportar
gatokito  13
104
Reportar
¿Y luego? Esto me suena a troleada
15/01/15
-3 
-2
 +1
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
gatokito

gracias por opinar

pero opine más, argumente, demuestre , cite
15/01/15
-1 
-1
 +0
Reportar
luna2011  15
Reportar
Esta queja es contra la unam o laura????
15/01/15
-2 
-2
 +0
Reportar
Gamuza  09
5867
Reportar
Este texto está dirigido a una tal Laura, se equivocó de página de destino. Ni hablar.
15/01/15
-4 
-4
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
la critica es a la UNAM

El titulo fue hecho con fines persuacivos
15/01/15
-1 
0
 +1
Reportar
paleroestrella  13
560
Reportar
Es cierto le duela a quien le duela,
El numero de profesores de excelencia y comprometidos con la docencia es minimo, el numero de investigadores dedicados realmente a investigar y desarrollar son minimos en comparacion a todos los egresados de la institucion.
La UNAM se cuelga del prestigio de estos pocos docentes e investigadores para pararse el cuello y hacerse llamar la mejor universidad de Latinoamerica (publica al menos.
La realidad esta dentro de las aulas, pocos alumnos van con toda intencion de formarse profesionalmente, la mayoria al pagar dos pesos por acudir no sienten ningun compromiso por estudiar, esto aunado al poco compromiso de profesores con alto grado de ausentismo o que mandan al "adjunto" a dar la clase unicamente producen profesionistas mediocres, porque los alumnos que por alguna razon cuentan con "palancas" saldran bien parados, pero son los menos.
y aunque suene fuerte la mayoria de los alumnos son de estrato socioeconomico bajo lo que da lugar a que los "campus" se conviertan en una suerte de club social de la "bandera".
Lastima por todos aquellos verdaderos alumnos que realmente van y buscan y con suerte logran sacar buen provecho de esta universidad.
Atte. un exalumno
15/01/15
-1 
+2
 +3
Reportar
gatokito  13
104
Reportar
Verto, no vale la pena opinar sobre algo que evidentemente sólo está hecho para provocar. Con errores tales como "pisca" y "persuacivos" tal parece que saliste, ya no de la UNAM, sino del Conalep. Lo único que haces es provocar con chismes
16/01/15
-0 
0
 +0
Reportar
Alpha12  14
282
Reportar
Este comentario ha sido borrado por ser insultante o intimidante.
16/01/15
-3 
-3
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
Alpha12

Me encantó su comentario

Le deseo que la vida le ofrezca mejores oportunidades para su desarrollo.

Y sepa comparar lo que está hecho con orden y visión al largo plazo contra lo que está condenado a deteriorarse hasta la putrefacción. Y no tenga que llamar ÑOÑO a quien está montado en una maquinaria que garantiza desarrollo.

No soy filósofo, gracias por sugerirlo. Solo soy honesto eso es todo.
17/01/15
-2 
-2
 +0
Reportar
Cibsa  14
459
Reportar
Pues aquí no dices mucho, no das ejemplos claros de lo que piensas o no dices porqué lo piensas.
Ya tu lo dijiste: generalizar es malo y tu lo acabas de hacer con una opinión muy vaga, no te puedo decir que la UNAM es buena o mala, yo tuve muchas malas experiencias ahí pero también algunas buenas, es como la policía: habrá siempre muchos elementos ladrones, extorsionadores pero un día llegará uno que incluso te salve la vida y no te pida nada a cambio (ni siquiera las gracias).

Aquí la pregunta que yo te hago es: desprecias a la UNAM, eso lo sabemos todos, ¿ahora dime a quien defiendes? quizá a una UVM, a una Unitec o algo así, si a mi me lo preguntas conozco a gente de la UNAM que termina como taxista o vendedor en un tianguis y a mucha gente que termina en un buen puesto ayudando a los demás pero jamás he conocido a una persona que termine una universidad privada haciendo algo bueno, algo que no sea ser subdirector de una empresa porque su Papá es el director.
18/01/15
-2 
-2
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
Cibsa

Quisiera poder retractarme de la queja, pero detrás de la verdad no hay nada, al intentar completarla me di cuenta que me quede corto.

Mi conclusión sería:

La UNAM vive de las necesidades de una sociedad pobre, ofrece educación económica en escala masiva, ha adoctrinado a la sociedad con publicidad a lo largo de su existencia, admite en sus filas a las personas relativamente aptas y desarrolla a las más actas para usarlas como trofeo (material para publicidad), es gobernada por el sindicato STUNAM en donde está la pachocha, la relación perpetua con la izquierda y la fuente de los vicios típicos de una administración comunicoide, es decir; bancarrota total, sin gestión de procesos, corrupción a lo loco, atesoramiento de paracitos, comunicación externa elitista, adoctrinamiento constante de los integrantes, dependencia moral de los integrantes, dependencia económica de los integrantes, intolerancia contra los que no dependen del sistema, fuga de talento, empobrecimiento constante.

Me da cosa cuando veo a gente de la UNAM jactarse de que no son borregos, ni viven con apegos y que son muy libres. Honestamente no me cuadra con la realidad, son colectivistas de huesito colorado, mantienen fuertes lazos familiares, hacen amistad muy fácilmente con gente de la misma facultad sin importar la generación; lo anterior no es elegante, las sociedades de desarrollo humano más alto tiene ciudadanos individualistas.

La UNAM es más bien la máxima casa de política profesionista.


Me alarmó lo que comentaste “Yo tuve muchas malas experiencias ahí pero también algunas buenas” no es sano defender a una institución de malas experiencias espero haberlo mal interpretado.

Respecto a quien defiendo?
En el país a nadie.

Respecto la calidad moral de los egresados en diferentes universidades, prefiero a los privados, considero que son más seguros de sí mismos, independientes muchos son pro Yanqui, cuidan mejor su presentación personal y se quejan menos de la vida, me da la impresión de que tienen ideas más claras.

No concuerdo con la conducta humanitaria exclusiva que tienen los egresados que mencionaste, en general el ser humano hace ese tipo de cosas. (Es una conducta de sobrevivencia.)

La queja si se presta para generalizar porque la UNAM año con año está acabando con sus matices de diversidad. Por favor interpretar la queja como tendencia.
19/01/15
-1 
-1
 +0
Reportar
Cibsa  14
459
Reportar
Ok, ¿entonces la queja es contra los pro-mexicanos?, me da gusto que seas pro yanqui pero eso realmente no me dice nada bueno de ti, no voy a entrar en el juego de que si una cosa es buena y la otra mala, una cosa es ser pro y la otra es el fanatismo en el que parece estás cayendo con tus respuestas (y desde la redacción misma de esta "queja").

Cuando dije que tuve malas experiencias fue simplemente porque me tocaron malos maestros pero también me tocaron muchos excelente maestros sin duda, el problema es que para ti una mala experiencia es la ficha de dominó que tira a todas las demás y eso es ridículo.

Yo estudié algunos años en la UNAM y me salí porque cambié de carrera pero ahora me arrepiento, puede haber terminado una ahí y lo hice en la UAM, no digo tampoco que esta sea mala pero en cuanto a calidad la UNAM mejora un poco y mira que he visto los planes de las privadas y son un asco, viles copias de las originales pero con lo nuevas que son algunas carreras les falta demasiada experiencia.

Si a mi me lo preguntas yo no tengo ideas del tipo La jornada o Proceso, de hecho no me gustan, no me junto con gente ni de la UNAM ni de la UAM como si fuéramos moscas, yo simplemente me limito a la gente que me habla, nunca me ha dado por ser un borrego como tu les llamas y pegarme a ellos.

No dudo que muchas escuelas vayan en decadencia pero eso se debe en gran parte al gobierno que las quiere o quitar o hacer de paga y meter mas escuelas patito de super alto caché que en realidad no son mas que basura lidereada por los mismos políticos o la gente que paga para desprestigiar a las escuelas independientes, no digo que muchos de los de la UNAM tengan tendencias izquierdistas pero si los miraras más profundamente te darías cuenta que no son borregos que siguen al PRD o al Peje, son gente con ideas más allá, que saben loq ue dicen, no todas pero si muchas de ellas.

Yo sinceramente soy apolítico pero si me das a escoger defendería principalmente al Peje por muy imbécil que sea y no a cualqier político pro yanqui con sus reformitas que solo sirven para 2 cosas...

Y esto no me lo discutas por favor, no me gustaría tener que releer tus comentarios el próximo sexenio cuando estemos peor que hoy y todos digan: ese Peña era un imbécil, yo nunca lo vi con buenos ojos, cuando siempre se han quejado de todos los presidentes hasta que salen y no antes cuando dicen: que bueno que haga sus reformas, que bueno que luche contra el narco, que bueno que contrate a sus empresas para hacer la linea dorada del metro porque otros la echarían a perder y se robarían e dinero...

Y que conste que no defiendo a ningún partido para que no me vengan con que soy izquierdista o algo por el estilo, solo digo lo que veo y lo que es.
19/01/15
-2 
-2
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
Cibsa

Veo que esta obnubilado por la educación “nacionalista”, el mundo globalizado es ecléctico, cuando quise decir pro Yanqui, me refiero a la libertad y manía por el esplendor que pregona esa cultura. Que incluso se ha metido a otros países para derrocar dictadores muy peligrosos para todos.


Nunca me vera quejarme del futuro yo no tengo rencores ni expectativas asistencialistas del gobierno, incluso aplaudo los avances en reformas en México han sido impresionantes, el trabajo que no se vio en décadas salió en 2 años, los efectos están por verse. La importación masiva de gas desde TEXAS no será un golpe para el país si no para PEMEX.


En cuanto a la “privatización de las instituciones educativas” (discurso político de izquierda). Comentare que hasta en la China comunista los alumnos pagan cuotas, eso los compromete más con sus estudios, de tal modo que solo tienen estudiantes en sus instalaciones.

En la parte que comentas “gente que paga para desprestigiar a las escuelas independientes” creo que no entendí.

La parte del final, me encanta, cuando menciona “no me vengan con que soy izquierdista o algo por el estilo”

Ya puso que votaría por López Obrador
Ya menciono que quieren privatizar la educación
Tuvo una reacción desequilibrada con la expresión Yanqui
Defiende hasta con groserías a las “Universidades Independientes”

no me acuse de maniqueísta

Si usted no es de izquierda, entonces yo siendo un hombre me case enamorado de otro hombre pero no soy homosexual. (Me case con uno grandote, barbón y ojos azulesss)

Eres simpático, pero veo que no es un chiste, si es que sigues comentando no replicare, quisiera dejarte la última opinión porque fuste quien más participo.

Saludos y buena suerte.
21/01/15
-1 
-1
 +0
Reportar
Cibsa  14
459
Reportar
¿Izquierda, derecha? esas son palabras de políticos y yo aborrezco a los mismos, todos son una bola de corruptos y como dije: la gente se da cuenta cuando el anterior presidente, delegado, gobernante, diputado, etc, se va, al principio todos dicen que son lo mejor y van a cambiar al país pero abren los ojos ya hasta que se van.

Cuando alguien le dice a una persona que es de izquierda es simplemente porque es un fanático seguidor de algún partido político, yo apoyo a la gente que es buena, odio a esos tipos que pelean en la calle por cualquier cosa, odio a los asesinos y a los ladrones y eso no me convierte en un fanático religioso, un dios no hace diferencia en la gente, con esto te digo que tu argumento de que yo soy izquierdista no es válido, una cosa es tener ideas del tipo que profesa (pero que no aplica) la izquierda y otra ser un fanático del peje, si a eso es al lo que te refieres pues entonces si soy de izquierda por mucho que aborrezca al Perderé y Morena (en general a la política).

Y si no me piensas contestar solo significa que ya no sabes ni que decir, con tu último comentario diste por terminada la conversación porque ya estabas cansado, con mi último comentario yo doy por terminada también esta conversación porque ya veo que con alguien como tú no se puede hablar y concluyo que tu queja no fue para nada válida, simplemente hiciste tu examen para entrar a la Unam y no lo pasaste, por eso andas dolido, punto final.
21/01/15
-2 
-2
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
Cibsa

Yo no debo replicarle porque sé que no me concederá la oportunidad de hacer una discusión constructiva. Usted no aprovecho su comentario para hablar bien de sí mismo, es muy evidente que su inteligencia emocional lo traiciona constantemente, sus comentarios invitan a la revancha pasando por una habilidad para mentir impresionante.

Su comentario fue reportado
21/01/15
-0 
0
 +0
Reportar
HAKIN  13
846
Reportar
Me pueden explicar que quiso decir con esto?

"Veo que esta obnubilado por la educación “nacionalista”, el mundo globalizado"

jajaja!!!

y con esto:

"aplaudo los avances en reformas en México han sido impresionantes, el trabajo que no se vio en décadas salió en 2 años, los efectos están por verse"

PEÑABOT detected!!!

Que barbaro!! apoya las reformas? wow que inteligente!!
22/01/15
-2 
-2
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
HAKIN

Resulta impresionante ver la cantidad de gente que apoya hasta la necedad a instituciones tan deficientes como la UNAM además de una fobia a los cambios que el país está haciendo porque los necesita.

Por favor vean al país desde arriba y dejen en paz a los compadres.

Es escalofriante enterarse de la cantidad de ciudadanos que compran las cosas no por ser buenas, tampoco por ser baratas si no porque son gratis.
Una conveniencia mitómana, que está generando resultados del tercer mundo.

Acostúmbrese a juzgar y no sean tan conformistas.
25/01/15
-1 
0
 +1
Reportar
calvarado04  14
3
Reportar
Anda ve a pagar tus $20,000 pesos mensuales en una escuela privada.

La educación en México tiene muchos problemas, pero creo que muchos de ellos pasan por el elitismo en cuanto a ingreso económico se refiere.

Hay egresados de la UNAM en Noruega (Facultad de Ciencias) trabajando, de los que sé de primera mano están allá.

Ciencias Genómicas, Física, Biología, Química, Ciencias de la Computación, Matemáticas, ese es el núcleo de la investigación científica que realiza la Universidad; el Tec no tiene acreditada ni la licenciatura en Actuaría, mientras la UNAM tiene acreditados dos campus (CU y Acatlán).

No veo que el Tec investigue con el nivel y la profundidad de la UNAM.

Para mí, tener una "cultura emprendedora" no es ser mejor profesional, para nada.

Yo mismo soy estudiante de cuarto semestre que ya trabaja en IBM y veo que el nivel que tienen los egresados de las privadas no es la gran cosa, inclusive dejan mucho qué desear.

Tu panfleto neoliberal y lleno de odio contra la UNAM no tiene grandes argumentos, solamente cosas de ardidos.
25/01/15
-2 
-2
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
Si está en IBM eso es crédito suyo, no le hizo falta ni la carrara para estar allí.


Respecto a los noruegos, como mencioné son las excepciones que usa la gigantesca UNAM (más de 300,000 personas) para justificar su existencia. Quienes usan la UNAM para salir, tal vez no son tan fanáticos de la institución como los que se quedan en el país.


Para que se desenvuelva bien en el tipo de empresas en las que ya está montado, sí que requerirá usted la "cultura emprendedora". Ya lo estoy mirando haciendo su maestría en el ITAM y tomando cursos complementarios en las más celebres universidades de California.


Respecto a la acreditación de “planteles/carreras” quisiera que me de algunos links para enterarme bien de ese tema. ¿Acreditación? ¿Con cual organismo y de qué país?.


Neoliberal? Gracias por el resumen
Saludos
26/01/15
-0 
+1
 +1
Reportar
inuyasha  11
174
Reportar
La UNAM es una universidad sobrevalorada en todos los aspectos y un asco con sus programas academicos, lastima por los que perdieron su tiempo y aplausos quienes a pesar de estudiar en esa fábrica de chairos salieron adelante por su propio esfuerzo y no porque esa escuelita sea tan especial.
30/01/15
-1 
-1
 +0
Reportar
calvarado04  14
3
Reportar
Link

Las siguientes Universidades cumplen con los lineamientos educativos de la Asociación Actuarial Internacional (AAI) con vigencia al 31 de diciembre del 2015, fecha en la que el plan de estudios deberá ser revisado nuevamente por el Colegio:

1. Instituto Tecnológico Autónomo de México.
2. Universidad Anáhuac México Norte.
3. Universidad Anáhuac México Sur.
4. Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Las siguientes Universidades cumplen con los lineamientos educativos de la Asociación Actuarial Internacional (AAI) con vigencia al 30 de junio del 2014, fecha en la que el plan de estudios deberá ser revisado nuevamente por el Colegio:

1. Universidad Autónoma de Nuevo León.
2. Universidad de las Américas, Puebla.
3. Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En el caso de la Anáhuac, me consta que la carrera la desarrollaron personas de la FES Acatlán, si se acreditaron fue gracias a eso.

No dices nada de la investigación científica, los egresados del programa de Ciencias Genómicas, por ejemplo:

Link

Link

De los alumnos de la UNAM, deberías tener en cuenta que una tercera parte son alumnos de bachillerato.

Link

Muchos maestros del ITAM dan clases en la Facultad de Ciencias, ellos mismos dicen que enseñan en la UNAM y van a ganar dinero al ITAM.

¿Te da coraje que México tenga una universidad grande?

Ah, considerando el presupuesto de la UNAM y su número de alumnos, el costo mensual ronda los $9800 pesos mensuales (aunque sea el Estado quien ponga ese dinero), en el Tec cobran 20mil mensuales, el doble por una educación en una escuela de MENOR prestigio mundial que la UNAM. Si supieras de negocios sabrías que deberían cobrar menos que la UNAM, o sea menos de 9800 mensuales en todos los casos, o sea el doble del precio justo.
01/02/15
-0 
0
 +0
Reportar
calvarado04  14
3
Reportar
¿Y es malo que se vaya el dinero a la UNAM? prefiero mil veces que MIS impuestos paguen lo que la UNAM hace, que pagar aviones presidenciales, remodelación cada tres años de curules de diputados federales y locales, sueldos de decenas de asesores, salarios de Diputados, Secretarías de Estado, sueldos del Poder Judicial, licitaciones amañadas...

¡Salieron muy pichicatos aquellos a quienes les gusta que le vean la cara cobrándoles más del doble del costo real de su educación! así sea en el Tec, ITAM, etc.

Mejor primero pidan cuentas por pagar el doble de lo que vale su escuela en función del prestigio internacional, digo, esa lana la pagan directamente.
01/02/15
-1 
-1
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
Un país subsidiado que se llama UNAM


Relata hoy en su columna Germán Dehesa que ayer, domingo, estuvo disfrutando el partido de futbol de los "pumas" de la UNAM en el palco que, en el estadio de Ciudad Universitaria, suelen ocupar el Rector y sus invitados.

Cuenta Dehesa que en el palco había "un numeroso grupo de pumas" y que, por lo menos en lo que hace a él (Dehesa), la animada plática fue de todo "menos de futbol" (aun cuando los "pumas", para regocijo de Dehesa y de los asistentes al palco del Rector, vencieron tres goles a cero a los "gallos blancos" de Querétaro) y que uno de los asuntos recurrentes en las conversaciones fue acerca de los nuevos impuestos y "sobre-impuestos" que - dice el mismo periódico en que escribe Dehesa- el gobierno quiere cobrarle a los mexicanos para cuadrar las finanzas públicas federales en 2010. Por supuesto Dehesa se opone a pagar más gravámenes y pide que, antes, le expliquen en qué se gasta tanto dinero.

Tiene razón, pero para hacer la tarea completa el mismo Dehesa debió preguntarle al Rector José Narro, que no pierde oportunidad de oponerse con vehemencia a cualquier recorte al gasto público destinado a "la educación superior", en general, y a la UNAM, en particular, cuánto gastan al año, cuánto de lo que gastan proviene del presupuesto federal y si, acaso, es tan desorbitado pedir que la UNAM, "máxima" casa de estudios de México (como suelen decir algunos que confunden tamaño con grandeza) se sacrifique un poco en materia de gasto, dado que la inmensa mayoría de los mexicanos tenemos que hacerlo hoy y tendremos que seguirlo haciendo durante 2010.

Lejos de mí censurar el jolgorio que cada 15 días, cuando hay partido de "los pumas", hacen el Rector y sus amigos en el famoso palco, facilidad apreciable y costosa que, no es descabellado suponer, pagamos de una u otra forma el conjunto de los mexicanos, pero veamos, para poner las cosas en perspectiva, algunos numeritos acerca de lo que es la UNAM, en términos de gasto.

Lo primero que salta a la vista es que la UNAM gasta en un año el equivalente, en dólares, al 50 por ciento de lo que gasta un país entero como El Salvador. Esto es que, sin exagerar, la UNAM por sí sola es como todo un pequeño país en términos de gasto.

Un país peculiar, sin duda, porque cuando menos el 85 por ciento de sus egresos proviene de dinero federal. Un país dentro de otro país, subsidiado fuertemente por el papá, el tío o el hermano mayor (no sé bien cuál sería la equivalencia).

Van cifras y comparaciones y que cada cual concluya lo que pueda y lo que quiera:

Presupuesto de la UNAM 2009: Son 24,337 millones de pesos - esto es unos 1,822 millones de dólares al tipo de cambio actual- lo que equivale a 68 por ciento del presupuesto total del estado de Oaxaca (2,665 millones de dólares) y más o menos a la mitad del presupuesto total de toda la república de El Salvador (poco menos de 3,628 millones de dólares).

De ese presupuesto, la UNAM destina poco más del 60 por ciento a lo que la propia universidad define como actividades docentes, esto es: unos 1,546 millones de dólares. La UNAM en todos los niveles y modalidades, preparatorias, licenciaturas, posgrados y otros, registra como inscritos a 305,969 alumnos este año, con lo que cada alumno cuesta, en números brutos y en promedio, 79 mil 540 pesos al año, es decir más que lo que de colegiatura anual cobran universidades privadas de las más caras como el ITESM o la Iberoamericana.

Obviamente el resto del dinero gastado por la UNAM, unos 276 millones de dólares, se va en gastos administrativos, construcción y mantenimiento de edificios, así como otras actividades extra-acadámicas que no son, por definición propia de la UNAM, docentes.

El doctor (en medicina) José Narro, Rector de la UNAM, dice que en lugar de recortar el gasto público que se destina a la educación superior lo que hay que hacer es "cambiar de modelo económico". No me queda claro cómo se le hace para que el cambio de modelo genere de golpe más recursos públicos, sobre todo cuando los invitados y amigos del Rector, según Dehesa, se oponen a pagar más impuestos ... A tales amigos habrá que mostrarles que "la lana" se gasta, entre otras cosas, en ese país, dentro de otro país, que se llama UNAM y una pequeñísima parte, imagino, en el mantenimiento del amplio y concurrido palco de los invitados del Rector a los partidos de futbol.

Lo que concluyo de las declaraciones del rector Narro y del hecho de que los alumnos de la UNAM paguen el equivalente a 20 centavos al año como cuota (¿simbólica o de burla?) por su educación, y de que no haya quién se anime a cobrarles un poquito más (digamos, siquiera lo que pagan los alumnos de otras universidades públicas de menos postín y renombre) es que México es un país muy especial: No sólo se puede dar el lujo de sostener unos pequeños países dentro del país mayor (como la UNAM) sino que es un país en el que parece que es más fácil "cambiar de modelo económico" que empezar a cobrarles un poquito más de 20 centavos al año a estudiantes que, a todas luces, son privilegiados.

¿O acaso cuando Narro habla de cambiar de modelo está pensando en cobrar colegiaturas? No lo creo.
01/02/15
-1 
-1
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
La UNAM: modelo de ineficiencia. Andrés Oppenheimer.

La UNAM de México y la UBA de la Argentina son dos vacas sagradas en sus países, que pocos se atreven a criticar, a pesar de que son monumentos a la ineficiencia, y una receta para el subdesarrollo.



Un ranking de las mejores doscientas universidades del mundo realizado por el suplemento educativo del periódico británico The Times les dio una pésima nota a las universidades latinoamericanas: según el estudio, hay una sola universidad de la región que merece estar en esa lista. Y está casi al final: en el puesto 195. ¿Son tan malas las universidades latinoamericanas?, me pregunté cuando leí el estudio ¿Nos están contando cuentos de hadas quienes dicen que nuestros académicos y científicos triunfan en los Estados Unidos y Europa? ¿O es que el ranking de The Times de Londres está sesgado a favor de universidades de los países ricos?

Según el listado de The Times, las mejores universidades del mundo están en los Estados Unidos, encabezadas por Harvard, la universidad de California en Berkeley y el Instituto Tecnológico de Massachusetts. De las veinte mejores universidades del planeta, son de los Estados Unidos, y les siguen las de Europa, Australia, Japón. China, India e Israel. La única universidad latinoamericana que aparece en la lista es la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) un monstruo de 269.000 estudiantes que —salvo unas pocas excepciones, como sus escuelas de Medicina e Ingeniería— se encuentra entre las más obsoletas del mundo, especialmente si se tienen en cuenta los enormes recursos estatales que recibe.

Cuando hice un programa de televisión con varios rectores universidades latinoamericanas para que opinaran sobre este ranking la mayoría puso el grito en el cielo. ¡No es cierto!, decían varios. calumnias! Si nuestras universidades fueran tan malas, no tendríamos tantos profesores en Harvard, Stanford o La Sorbona, proclamaban que el sondeo del Times era sesgado, decían: probablemente quienes lo habían hecho se basaron en opiniones de académicos de los Estados Unidos y Europa, y en trabajos científicos publicados en las principales revistas académicas internacionales, que están escritas en ingles. Ahí, las universidades latinoamericanas estaban en clara desventaja, señalaban. Uno de los pocos que dio la nota discordante fue Jeffrey Puryear, uno de los máximos expertos internacionales en temas de educación en América latina, y funcionario del Diálogo Interamericano, un centro de estudios en Washington D.C. “No me extrañan para nada los resultados generales del sondeo”, dijo Puryear, encogiéndose de hombros, ante la mirada atónita de algunos de los panelistas. “Gran parte de las universidades latinoamericanas son estatales, y los gobiernos no les exigen mucho en materia de control de calidad. Y cuando intentan exigirles calidad, las universidades se resisten escudándose en el principio de la autonomía universitaria”, agregó.

Cuando llamé a The Times para preguntar cómo se había hecho el ranking, los responsables del índice me dijeron que se habían basado en cinco criterios, incluyendo una encuesta entre académicos de 88 países, un conteo del número de citas en publicaciones académicas, y la relación numérica entre profesores y estudiantes en cada centro de estudios. Sin embargo, el peso de las citas académicas en la evaluación total era relativamente pequeño: contaban un 20 por ciento del total. Y también había una adecuada representación geográfica, según The Times: de 1.300 académicos entrevistados, casi trescientos eran de América latina. Si la encuesta hubiese incluido más académicos de países en desarrollo, los resultados hubieran sido parecidos, agregaron: la Universidad de Shanghai había hecho un ranking de las mejores quinientas universidades del mundo, y su elección de las primeras doscientas había sido bastante parecida.

En efecto, la Universidad Jiao Tong de Shanghai, una de las más antiguas y prominentes de China, había publicado su índice en 2004 con el objeto de orientar al gobierno y las universidades chinas sobre dónde enviar a sus estudiantes más brillantes. Los chinos habían hecho su ranking basados en el número de premios Nobel de cada universidad, la cantidad de investigadores más citados en publicaciones académicas y la calidad de la educación en relación con el tamaño de cada universidad. Y el estudio había concluido que de las diez mejores universidades del mundo, ocho eran de los Estados Unidos —encabezadas por Harvard y Stanford— y dos de Gran Bretaña. En la lista de la Universidad de Jiao Tong había relativamente pocas fuera de los Estados Unidos y Europa: apenas 9 en China, 8 en Corea del Sur, 5 en Hong Kong, 5 en Taiwan, 4 en Sudáfrica, 4 en Brasil, 1 en México, 1 en Chile y 1 en la Argentina. Y las latinoamericanas estaban lejos de los primeros puestos: la UNAM, de México, y la Universidad de Sáo Paulo, de Brasil, estaban empatadas con otras que ocupaban los puestos 153 a 201, mientras que la Universidad de Buenos Aires (UBA) estaba entre las cien empatadas entre los puestos 202 y 301, y la Universidad de Chile, la Universidad Estatal de Campinas y la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil, aparecían junto con casi un centenar de otras universidades entre los puestos 302 y 403”’

Lo cierto es que tanto el ranking de The Times como el de la Universidad de Shanghai mostraban que los gobiernos de América latina viven en la negación. La UNAM, que recibe del Estado mexicano 1.500 millones de dólares por año,1 y la UBA, que recibe del Estado argentino 165 millones de dólares anuales,12 son ejemplos escandalosos de falta de rendición de cuentas al país. Ambas se niegan a ser evaluadas por los mecanismos de acreditación de sus respectivos Ministerios de Educación, bajo el pretexto de que son demasiado prestigiosas para someterse a un estudio comparativo con otras universidades de su propio país. “La UNAM es una institución cerrada a la evaluación externa”, me dijo Reyes Tamés Guerra, el secretario de Educación de México, en una entrevista. “Prácticamente todas las universidades públicas del país se han sometido a la evaluación externa, menos la UNAM.” Y en una entrevista en la Argentina, el ministro de Educación Daniel Filmus me decía lo mismo sobre la UBA: “Cuando empezamos a acreditar a las universidades, la UBA decidió no acreditar. Apeló (en los tribunales). El argumento es que tiene un nivel tal que no hay quién la acredite, y que atenta contra la autonomía universitaria que un organismo externo a la universidad la acredite. Hicieron un juicio contra el Ministerio de Educación”


Profesores sin sueldo, aulas sin computadoras.

La UNAM de México y la UBA de la Argentina son dos vacas sagradas en sus países, que pocos se atreven a criticar, a pesar de que son monumentos a la ineficiencia, y una receta para el subdesarrollo. Cuando se publicó el sondeo de The Times de Londres, por ejemplo, la mayoría de los periódicos mexicanos publicó la noticia —tomada de los jubilosos boletines de prensa de la UNAM— como si la evaluación hubiera sido excelente. El titular en la primera plana del Reforma, uno de los periódicos más influyentes de México, decía: “Está la UNAM entre las doscientas mejores” y “La Universidad Nacional Autónoma de México es una de las doscientas mejores del mundo y es la única institución de educación superior latinoamericana en un estudio realizado por el suplemento especializado en educación superior del diario londinense The Times”, decía el artículo. Y el rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, salió a dar entrevistas radiales como si hubiera ganado una competencia deportiva. De manera similar, cuando se dio a conocer el ranking de la Universidad de Shanghai, otro influyente periódico mexicano, La Jornada, tituló: “La UNAM, la mejor universidad de América latina: estudio mundial”.’ El subtítulo decía que “ninguna institución de nivel superior privada figura en el ranking internacional”, omitiendo señalar que ninguna universidad privada estaba recibiendo un enorme subsidio estatal. De hecho, la pobre ubicación de la UNAM en ambos rankings —a pesar de recibir mucho más dinero del Estado que docenas de universidades de otros países que salieron mejor posicionadas— y la ausencia de otras universidades de América latina en el listado, deberían haber generado un debate nacional y regional. En Francia, cuando se conoció que el estudio de la Universidad de Shanghai incluía sólo veintidós universidades francesas entre las mejores del mundo, y que la primera estaba en el lugar número 65, se armó una batahola, y motivó que la Unión Europea iniciara una investigación exhaustiva sobre cómo mejorar el nivel de sus universidades; pareciera que en México celebramos la mediocridad antes que realizar una crítica contundente a nuestras vacas sagradas.

Según todos los estudios comparativos, los países latinoamericanos invierten menos en Educación que los de Europa y Asia. Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia e Israel, por ejemplo, destinan alrededor del 7 por ciento de su producto bruto anual a la educación. Los países de la ex Europa del Este invierten alrededor del 5. Comparativamente, México destina el 4,4; Chile el 4,2; Argentina el 4; Perú el 3,3; Colombia el 2,5 y Guatemala, el 1,7. “Y no sólo gastamos menos, sino que la gastamos mal”, me dijo Juan José Llach, un ex ministro de Educación de la Argentina. Según Llach, casi la totalidad del gasto educativo de muchos países de la región se destina a pagar salarios, y ni siquiera del personal docente, sino del personal de mantenimiento y del administrativo. Según un estudio del Banco Mundial, el 90 por ciento del gasto público en las universidades de Brasil es para pagar sueldos de personal actual y jubilado, y en la Argentina la cifra es del 80 por ciento. Como resultado, el sistema universitario latinoamericano padece de “baja calidad”, con universidades sobrepobladas. edificios deteriorados, carencia de equipos, materiales de instrucción obsoletos e insuficiente capacitación y dedicación de los profesores. El estudio señala que mientras en Gran Bretaña el 40 por ciento de los profesores universitarios tienen doctorados, en Brasil la cifra es del 30, en la Argentina y Chile del 12, en Venezuela del 6, en México del 3 y en Colombia del 2.
Increíblemente, casi el 40 por ciento de los profesores de la Universidad de Buenos Aires son ad honorem: trabajan gratis, porque la universidad más prestigiosa de la Argentina no puede pagarles un sueldo. Según el censo docente de la UBA, hay 11.003 profesores que trabajan gratis en sus trece facultades, la mayoría de ellos alumnos recién graduados que enseñan bajo la denominación de “profesores auxiliares”.



¿Es la UNAM una Universidad de ricos subsidiada por el estado?

Claro, se estarán diciendo muchos, Noruega y Suecia pueden destinar el 7 por ciento de su producto bruto a la educación porque no tienen gente que se muere de hambre. Sin embargo, muchos otros países que han elevado enormemente su calidad de vida en las últimas décadas no lo hicieron desviando fondos estatales de la lucha contra la pobreza, sino haciendo que los estudiantes de clase media y alta paguen por sus estudios, ya sea durante o después de los mismos. América latina, en efecto, es una de las últimas regiones del mundo donde todavía hay países en los que se subsidia el estudio de quienes pueden pagar. Se trata de un sistema absurdo por el cual toda la sociedad —incluidos los pobres— subsidia a un número nada despreciable de estudiantes pudientes. Según el Banco Mundial, más del 60 por ciento de los estudiantes en las universidades estatales de México, Brasil, Colombia, Chile, Venezuela y la Argentina pertenecen al 20 por ciento más rico de la sociedad. “La educación universitaria en América latina sigue siendo altamente elitista, y la mayor parte de los estudiantes provienen de los segmentos más adinerados de la sociedad”, dice el informe. En Brasil, un 70 por ciento de los estudiantes universitarios pertenecen al 20 por ciento más rico de la sociedad, mientras que sólo el 3 por ciento del cuerpo estudiantil está compuesto por jóvenes que vienen de los sectores más pobres. En México, el 60 por ciento de la población estudiantil de la UNAM proviene del 20 por ciento más rico de la sociedad, y en la Argentina, el 32. Otro estudio, de la Unesco, calcula que el 80 por ciento de los estudiantes universitarios brasileños, el 70 de los mexicanos y el 60 de los argentinos vienen de los sectores más ricos de la sociedad. ¿Cómo se explica eso? Los autores del estudio dicen que la razón es muy sencilla: los estudiantes de origen humilde que fueron a escuelas públicas llegan tan mal preparados a la universidad que la mayoría abandona sus estudios al poco tiempo de empezar. Eso lleva a una situación paradójica, en la que los ricos están sobre representados en las universidades gratuitas, por lo que el sistema “constituye una receta para aumentar la desigualdad”, concluye el informe del Banco Mundial. En nombre de la igualdad social, se está excluyendo a los pobres, al no darles la posibilidad de recibir becas.

En años recientes, casi todos los países europeos dejaron atrás la educación universitaria gratuita, para cobrarles a quienes pueden pagar. Las universidades estatales de Gran Bretaña comenzaron a cobrar a sus estudiantes en 1997. En España, los estudiantes en todas las universidades públicas pagan unos 550 dólares por año, menos quienes vienen de hogares pobres, o familias con más de tres hijos. María Jesús San Segundo, la ministra de Educación del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, me señaló en una entrevista que el número de universitarios que no pagan aranceles en su país es de “cerca de un 40 por ciento”. Y los pagos del restante 60 por ciento de los estudiantes de clases medias y altas contribuyen a cubrir un nada despreciable 15 por ciento del presupuesto universitario. La tendencia europea es hacia el pago de los estudios. Según me dijo la ministra, casi todos los países europeos financian alrededor del 20 por ciento de su presupuesto universitario con aranceles que cobran a los estudiantes. En Alemania, luego de una larga batalla legal, la Corte Suprema autorizó a todas las universidades a cobrarles a sus alumnos, algo que ya venían haciendo algunas de ellas en varios estados.

En algunos países latinoamericanos ya se comenzó a corregir el subsidio a los ricos: Chile, Colombia, Ecuador, Jamaica y Costa Rica tienen sistemas por los cuales los estudiantes que pueden pagar deben hacerlo. Pero cuando la UNAM intentó introducir un sistema parecido en México en 1999, durante el gobierno del presidente Ernesto Zedillo, tuvo lugar una huelga estudiantil que paralizó la universidad y obligó a las autoridades a dar marcha atrás. Cuando asumió Fox, ni el gobierno ni las autoridades universitarias se animaron a reflotar el tema.


En China comunista, los estudiantes pagan:

Para mi enorme sorpresa, me encontré que hasta en la China comunista los estudiantes universitarios de familias pudientes, tienen que pagar sus estudios, y contribuir de esa manera a subsidiar el aprendizaje de los más pobres y a mejorar el nivel de las universidades. Eso ayuda a explicar el motivo por el cual, según el ranking de The Times de Londres, la Universidad de Beijing está en el puesto 17 a nivel mundial, la de Hong Kong en el 39 y la de Tsing Hua en el puesto 61, muy por encima del puesto 195 en el que aparece la UNAM. Y no es, como uno podría suponer, porque los chinos les están otorgando más dinero a sus universidades públicas. Todo lo contrario: el gobierno chino gasta apenas el 2,1 por ciento del producto bruto nacional en la educación, menos que casi todos los países latinoamericanos, según las cifras del PNUD. Las 1.552 universidades chinas se han modernizado en parte gracias a los pagos de aranceles de sus estudiantes, según me explicaron funcionarios chinos.

Cuando visité el Ministerio de Educación en Beijing y entrevisté a varios de sus funcionarios, lo que más me sorprendió fue que los pagos que hacen los estudiantes universitarios a sus centros de estudios no tienen nada de simbólico. Al contrario, desde que se terminó con la educación universal gratuita en 1996, las cuotas de los estudiantes que están en condiciones de pagar han aumentado progresivamente. Zhu Muju, una alta funcionaria del Ministerio, me dijo que “al principio se cobraba el equivalente a 25 dólares por año por alumno. Pero la cifra ha crecido a entre 500 y 600 dólares anuales. Es mucho dinero para los estudiantes, pero las matrículas constituyen una parte considerable de los ingresos de las universidades”. De hecho, en 2003, las universidades chinas se financiaron en un 65 por ciento con fondos del Estado, y en un 35 por ciento con las cuotas que pagan sus alumnos, según cifras oficiales. ¿Pero eso no iba contra todos los principios de la izquierda en todo el mundo?, pregunté. La funcionaria me miró extrañada, y explicó: “China es un país con enormes necesidades educativas que el gobierno no puede satisfacer. No podemos ofrecer educación gratuita. Creo que el sistema actual es bueno: promueve el desarrollo de la educación y es un estímulo para que los estudiantes se tomen su estudio más en serio y estudien más fuerte”. “Sólo los estudiantes más pobres, la mayoría de ellos en zonas rurales, no pagan por sus estudios, y en muchos casos reciben subsidios adicionales para poder estudiar sin necesidad de trabajar al mismo tiempo”, agregó Zhu.

Qué ironía, pensé. Mientras los sectores de izquierda mas retrógrados de América latina seguían defendiendo la educación universitaria gratuita, y las universidades latinoamericanas tenían cada vez menos dinero para comprar computadoras o pagarles a sus profesores, la mayor potencia comunista del mundo estaba cobrando aranceles a millones de estudiantes, y logrando colocar a sus universidades entre las mejores del planeta. ¿Por qué la vieja guardia de la izquierda latinoamericana seguía insistiendo en la educación gratuita para todos, incluso la población mayoritaria de ricos, cuando ni los chinos comunistas lo hacían? Unos lo hacían por dogmatismo, otros por ignorancia, y otros por considerar que, dados los niveles de corrupción en América latina, el sistema de cobrarles a los ricos para becar a los pobres nunca funcionaría. Según este argumento, la burocracia del sistema educativo se encargaría de robarse una buena parle del dinero, y el resultado final sería que los pobres se quedarían sin educación gratuita y sin becas. Teóricamente, el argumento tiene cierta lógica, pero se desmorona ante el hecho de que en la burocracia China hay tanta o más corrupción que en América latina, y que, en el estado calamitoso en que se encuentran las universidades latinoamericanas ahora, están perdiendo ricos y pobres por igual. La UNAM es el ejemplo máximo de como en lugar de tener escuelas ricas para estudiantes pobres, tenemos un sistema de escuelas pobres y de baja calidad que subvencionan a estudiantes ricos, y de cualquier manera los pobres y gran parte de la clase media baja quedan simplemente excluidos.

¿Habría que instituir de inmediato la universidad paga en países como la Argentina y México? Probablemente sería un golpe demasiado fuerte para los sectores medios, que en muchos países han sido los más castigados por recientes crisis económicas. Pero existen alternativas intermedias, que ayudarían enormemente a aumentar el presupuesto de las universidades y a becar a los pobres. Lo mejor, según deduje después de entrevistar a docenas de educadores, sería adoptar sistemas mixtos, como el de Australia, donde los jóvenes pueden estudiar gratuitamente, pero deben pagar una vez que se gradúan y obtienen empleos bien remunerados. Las universidades australianas se nutren en un 40 por ciento del presupuesto estatal, otro 40 de los pagos que hacen los graduados una vez que alcanzan un cierto nivel de salarios, y el 20 por ciento restante de la venta de servicios al sector privado. Es un sistema mucho más generoso para los estudiantes que el chino o el estadounidense, pero que podría contribuir en mucho a mejorar la calidad y la igualdad social en las universidades latinoamericanas.


Entran casi todos, pero terminan pocos

Otro de los grandes absurdos de algunas de las grandes universidades estatales latinoamericanas, que hace mucho se abandonó en China, es el ingreso irrestricto, y la falta de controles para impedir que haya estudiantes eternos. Bajo la premisa de que todos tienen derecho a estudiar, muchas de las grandes universidades de México, Brasil y la Argentina están garantizando que casi nadie pueda estudiar bien. Con los pocos recursos que tienen, están manteniendo una enorme cantidad de estudiantes que nunca terminan de recibirse. En la Argentina sólo egresan dos de cada diez estudiantes que entran en las universidades estatales. Eso significa que, en el sistema universitario argentino, de casi 1,5 millones de estudiantes, los contribuyentes están manteniendo a cientos de miles que nunca van a terminar sus estudios. En México hay unos 1,8 millones de estudiantes de licenciatura, pero se terminan titulando apenas poco más del 30 por ciento de los que ingresan anualmente. En Chile y Colombia, que tienen cupos para entrar en las universidades, la eficiencia universitaria es algo superior: se reciben entre tres y cuatro de cada diez estudiantes que entran en las universidades estatales.

En China existe un examen de ingreso obligatorio para todas las universidades, que dura dos días y es rendido anualmente por más de 6 millones de estudiantes. Y no es un examen fácil: un 40 por ciento de los aspirantes son reprobados, según el Ministerio de Educación. La competencia para entrar en las mejores universidades es durísima. Poco antes de mi visita a China, había explotado un escándalo de corrupción tras la revelación del programa televisivo “Focus TV”, de la Cadena Central de Televisión China (CCTV), de que tres empleados de la Universidad de Aeronáutica y Astronáutica de Beijing habían extorsionado a varios estudiantes, exigiéndoles el equivalente de 12 mil dólares a cada uno para ingresar en la universidad. La CCTV había grabado las conversaciones telefónicas, y el caso había terminado en condenas judiciales. Según la agencia de noticias oficial Xinhua, no se trataba de un hecho aislado. Pocos meses antes, funcionarios del Conservatorio de Música Xian, en la provincia norteña de Shaanxi, habían exigido sobornos de 3.620 dólares por cada estudiante admitido. El escándalo salió a la luz cuando algunos estudiantes se negaron a pagar y avisaron a las autoridades. “Algunos críticos aseguran que estos incidentes representan la punta del iceberg”, reconoció luego el periódico gubernamental China Daily Obviamente, todos estos incidentes ilustraban el extremo al que llegaba la competencia entre los jóvenes chinos para entrar en las universidades.

Aunque las universidades chinas admiten en su conjunto un promedio del 60 por ciento de los estudiantes que dan el examen de ingreso, los porcentajes de quienes logran entrar en las mejores universidades del país son del 10 o el 20 por ciento. En México, en cambio, la universidad más grande del país —la UNAM— admite a un 85 por ciento d sus alumnos sin examen de ingreso, según estimaciones de Julio Rubio, el subsecretario de Educación Superior de México. La UNAM les concede un “pase automático” a todos los estudiantes de la escuela secundaria de su red escolar, lo que hace que muchos estudiantes vayan a estas escuelas para no tener que rendir un examen de ingreso, escuelas cuya calidad académica es por diversos factores: cuestionable en las capitales y francamente lamentable en las zonas rurales. “Ese ha hecho caer la calidad de la UNAM,” me dijo Rubio en una entrevista. Comparativamente, unas 428 universidades públicas y privadas d México ya están aplicando un examen de ingreso común.

En la Argentina pasa otro tanto. Cuando le pregunté a Filmus, el ministro de Educación, por qué no existe un examen de ingreso a la UBA, me señaló que en países con alta desigualdad social, como Argentina, un examen de ese tipo sería socialmente injusto. Los jóvenes salen de la escuela secundaria mal preparados, y someterlos a un examen de ingreso equivaldría a premiar a quienes fueron a escuelas secundarias privadas. Por eso hay un curso de ingreso básico, en el que si el joven aprueba seis materias, entra en la universidad, explicó. Filmus agregó que, en la práctica, el curso de ingreso es un filtro: el 50 por ciento de los alumnos no aprueba las seis materias, y por lo tanto no ingresa en la universidad. “En la práctica, tenes seis exámenes de ingreso, o ninguno, según cómo lo quieras mirar”, concluyó. Puede ser, pero la mayoría de los expertos internacionales en políticas educativas coinciden en que sería muchísimo más provechoso que el Estado destinara esos recursos a las escuelas primarias y secundarias, y evitara el hacinamiento universitario, pues el 80 por ciento de los estudiantes no llegan a recibirse.


El auge de los estudiantes extranjeros

China, al igual que India, está creando una élite científico-técnica globalizada, capaz de competir con los grandes países industrializados. Y lo está haciendo no sólo al modernizar sus casas de altos estudios, sino al enviar a una enorme masa de estudiantes a las mejores casas de altos estudios de los Estados Unidos y Europa. No sólo China e India lo están haciendo: hay una avalancha de estudiantes de Corea del Sur, Japón, Singapur y otros países asiáticos en las universidades estadounidenses y europeas. Mientras tanto, el número de estudiantes latinoamericanos permanece estancado o tiende a la baja.

En los Estados Unidos, la mayor parte de los 572 mil estudiantes universitarios extranjeros son de países asiáticos. En total, hay 325 mil estudiantes de ese origen en las universidades norteamericanas, comparados con 68 mil latinoamericanos. El país con más universitarios en los Estados Unidos es India, con 80 mil estudiantes, seguido por China, Col 62 mil, Corea del Sur, con 52 mil, y Japón, con 46 mil. O sea que China por sí sola, tiene casi tantos estudiantes en Estados Unidos como todo los países de América latina juntos. México tiene apenas 13 mil estudiantes universitarios en los Estados Unidos, Brasil y Colombia unos 8 mil cada uno, la Argentina 3.600 y Perú 3.400. Y la tendencia es a una brecha cada vez mayor: mientras que India y China aumentaron en 13 y 11 por ciento, respectivamente, sus estudiantes en universidades estadounidenses en 2003, el número de latinoamericanos permaneció estancado, y el de sudamericanos cayó.

Contrariamente a lo que yo creía, la avalancha de estudiantes extranjeros asiáticos no es resultado de becas gubernamentales de sus países de origen. Cuando les pregunté a los directivos del Instituto de Educación Internacional (IEI) en Nueva York a qué se debe el extraordinario aumento de estudiantes de India y China, me respondieron que es en gran medida por el auge de la inversión en educación de parte de las familias asiáticas. Allan E. Goodman, el presidente del IEI, una organización no gubernamental que promueve mayores intercambios estudiantiles internacionales, me dijo que “la globalización está creando una clase media muy grande en India y China, y de personas que valoran mucho la educación. La gente allí está dispuesta a hacer un gran esfuerzo financiero para invertir en la educación de sus hijos”. Según Goodman, sólo el 2,5 por ciento de los estudiantes universitarios extranjeros en los Estados Unidos tienen becas de sus respectivos gobiernos o universidades, y los estudiantes asiáticos no son la excepción a la regla.32

Todo esto no es una buena noticia para América latina. Significa que los asiáticos están creando una clase política y empresarial más globalizada que los países latinoamericanos, lo que les dará mayores ventajas en el mundo de los negocios, las ciencias y la tecnología. Si el consenso entre los académicos de todo el mundo es que los Estados Unidos y Europa tienen las mejores universidades, como lo dicen los rankings de The Times de Londres y la Universidad de Shanghai, no hay que ser un futurólogo para sospechar que —en la era de la economía del conocimiento— quienes se gradúen allí saldrán mejor preparados y tendrán mejores conexiones personales y culturales con los países industrializados.

Por increíble que parezca, en la UNAM se gradúan quince veces mas psicólogos que ingenieros petroleros por año. Efectivamente, en un país donde el petróleo continúa siendo una importante industria, UNAM produce unos 620 egresados con licenciatura en Psicología, en Sociología y sólo 40 en Ingeniería Petrolera por año. Y México dista de ser un caso aislado. En la UBA, de la Argentina, se reciben 2.400 abogados por año, 1.300 psicólogos, y apenas 240 ingenieros y 173 licenciados en Ciencias Agropecuarias. El Estado está produciendo cinco veces más psicólogos que ingenieros. Si examinamos la población estudiantil en general, y no sólo los egresados, los datos son más asombrosos aún: en el momento de escribirse estas líneas, en la UNAM ha 6.485 estudiantes de Filosofía y Letras, y apenas 343 estudiando Ciencias de la Computación. En total, el 80 por ciento de los 269 mil estudiantes de la UNAM están siguiendo carreras de Ciencias Sociales Humanidades, Artes y Medicina, mientras que sólo el 20 por ciento estudia Ingeniería, Física o Matemática.35 En muchos casos, la falta d conexión entre los programas educativos y las necesidades del merca do laboral hace que las grandes universidades estén produciendo legiones de profesionales desempleados. Un estudio de la Asociación Nacional de Universidades Mexicanas e Instituciones de Educación Superior (ANUES) advierte que si México no hace algo para corregir su sobreproducción de graduados universitarios sin potencial de trabajo se encontrará muy pronto con 1,5 millones de profesionales desemplea. dos. “Esto podría generar un problema social sin precedentes”, dice el estudio.

En la Argentina, el 40 por ciento de los 152 mil estudiantes de la UBA está matriculado en Ciencias Sociales, Psicología y Filosofía, mientras que sólo el 3 por ciento estudia carreras relacionadas con la computación, Física y Matemática. En estos momentos, hay unos 27 mil estudiantes de Psicología en la UBA, contra apenas 6 mil que cursan Ingeniería. “En la Argentina, hasta el año 2003, se graduaban sólo 3 ingenieros textiles por año”, me comentó el ministro Fimus, con horror. En las universidades más grandes de Brasil, el 52 por ciento de los estudiantes está matriculado en Ciencias Sociales y Humanidades, mientras que sólo el 17 estudia Ingeniería, Física y Matemática, según el Ministerio de Educación. “En vez de invertir tanto en formar más abogados, los gobiernos latinoamericanos deberían invertir en la creación de escuelas intermedias e institutos técnicos”, dice Eduardo Camarra, profesor de Ciencia Política y director del Centro tic Latinoamérica y el Caribe de la Universidad Internacional de La Florida. “Las economías latinoamericanas van hacia industrias con mayores requerimientos tecnológicos, para producir exportaciones de mayor valor agregado. Necesitan mas técnicos y menos licenciados en Ciencia Política”.


La UNAM: modelo de ineficiencia:

Quizá De la Fuente no tenía el respaldo del gobierno para hacer reformas profundas, o quizá no tenía la valentía intelectual, para hacerlas, o quizá ni siquiera era consciente de la necesidad de hacerlas, pero lo cierto es que el rector de la UNAM estaba —como la mayoría de sus colegas— desviando responsabilidades. Que la UNAM estaba recibiendo 1.500 millones de dólares anuales para enseñar a 26 mil estudiantes, mientras que Harvard estaba recibiendo 2.6 millones para enseñar a apenas 20 mil estudiantes. ¿Por qué Harvard tiene tantos recursos más? Porque mientras la UNAM pide más dinero del Estado, Harvard recauda generosas donaciones de sus ex alumnos, cobra a los estudiantes que pueden pagar y firma millonarios contratos de investigación con el sector privado y el Estado, que favorecen a todas las partes.

Lo cierto era que la UNAM es ineficiente por donde se le mire. Decenas de miles de sus estudiantes transcurren siete o más años en sus aulas, aumentando enormemente los costos de la enseñanza y jamás se gradúan Y la negativa de la universidad a someter sus carreras a una evaluación externa, como la mayoría de las demás universidades mexicanas, es escandalosa.

Según me explicaron funcionarios de la Secretaría de Educación esto es resultado de la huelga estudiantil de 1999. “Al final de la huelga, uno de los acuerdos fue que la UNAM rompió relaciones con el (Instituto acreditador) CENEVAL bajo el argumento de que es un organismo neoliberal vinculado a empresas privadas”, explicó Rubio el subsecretario de Educación. En 2005, el 66 por ciento de las universidades públicas y privadas de México, incluyendo el Tecnológico de Monterrey y la Universidad del Valle de México, ya habían aceptado ser evaluadas por la CENEVAL.

¿Pero esta protesta contra el CENEVAL representaba una mayoría en la población universitaria? Incluso dentro de la UNAM, la negativa a la evaluación externa causó tanto rechazo en ciertos sectores, que algunas de las carreras más prestigiosas de la universidad —como Ingeniería— se rebelaron contra la mediocridad de las autoridades centrales y pidieron someterse a la evaluación externa. Otras, como Medicina, lo hicieron a la fuerza, porque el gobierno dictó una norma oficial exigiendo que estudiantes de esa carrera se formaran en escuelas acreditas para asegurar que no se estuvieran graduando médicos improvisados. Pero en la tabla de universidades mexicanas con carreras acreditada por el organismo independiente autorizado por la Secretaría de Educación en 2005, la UNAM estaba al final de la lista: mientras que la Universidad Tecnológica de Tlaxcala tenía el 100 por ciento de sus carreras de licenciatura acreditadas, la UNAM apenas tenía un 22 por ciento de sus carreras en esa situación. ¿Conclusión? “La UNAM figura muy alto en investigación, pero eso no se refleja en sus programas”, me dijo Rubio. “Desde el conflicto de 1999, la UNAM perdió y por mucho su calidad y su imagen.” ¿Pumas campeón?
02/02/15
-0 
+1
 +1
Reportar
calvarado04  14
3
Reportar
Qué decepcionante, tener que hacer eco de un periodista que trabaja con la mirada de Estados Unidos, al menos da tus propios argumentos.

Y sí, las privadas más caras cobran el doble de lo que deberían de cobrar, les ven la cara, pero felices pagando.

Si les gusta tirar el dinero, no se quejen de que al menos una parte de sus impuestos (realmente un porcentaje mínimo por persona) se usen en la UNAM.

Si pagaras 5mil de impuestos mensuales, no darías ni 30 pesos a la UNAM.

El presupuesto fue de 4.7 billones de pesos (millones de millones), el presupuesto de la UNAM ronda los 37mil millones de pesos, en 2014 31mil millones fueron recursos federales, el resto fueron propios.
02/02/15
-1 
-1
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
El tema es la calidad de servicio que ofrece vs la imagen que presume.

Y válgame al cielo los costos que haces referencia es mucha lana.

Si cerraran la secundaria (que opera en la prepa 2) y cerraran todas la preparatorias, sería mucho más eficaz como institución educativa que mandaran a todos los universitarios a estudiar al extranjero.

Hasta los porros se convertirían en metrosexuales.
03/02/15
-0 
0
 +0
Reportar
calvarado04  14
3
Reportar
Se van 9mil millones de pesos en investigación, casi 5mil millones de pesos en los niveles bachillerato y técnico, casi 14mil millones de pesos, al nivel superior como tal le corresponden 17mil millones de pesos, a la extensión universitaria 2700 millones de pesos y a la gestión institucional casi mil ochocientos millones.

La UNAM tiene no solo las instalaciones de CU y las FES en el DF, en bachillerato tiene las Preparatorias, los CCH, la ENES León (Guanajuato), la ENES Morelia (Michoacán), Campus Juriquilla (en Querétaro), el Campus Morelos, el Centro de Neurociencias y Nanotecnología de Ensenada Baja California, el Instituto de Ciencias del Mar y Limnología en Quintana Roo, tiene dos buques oceanográficos, uno en Mazatlán Sinaloa y el otro en Tuxpan Veracruz, un observatorio en Baja California, El Sismológico Nacional, etc.
03/02/15
-1 
-1
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
calvarado04


Me deja con la boca abierta

El enumerar propiedades como si esta fuera una conversación de sirvientas


Quien tiene en abundancia, sabe que su bienestar parte de como lo administra.

Porque los bienes por si solos son potencialmente un desastre de inversión.

Invito se dé una vuelta en estos links:

Este es un ranking de reputación

Link


Este es el tradicional

Link


Saludos
03/02/15
-0 
0
 +0
Reportar
calvarado04  14
3
Reportar
Los rankings varían mucho, es cierto que la UNAM ha tenido un retroceso durante la rectoría del priista Narro, pero en 2015 ya se va, Juan Ramón de la Fuente logró posicionar a la UNAM a nivel internacional, tras la huelga, a pesar de que a los promotores de la educación privada no les haya gustado nada, hasta pensaban lo que harían con CU.

La UNAM es mucho más que lo que digan sus miopes críticos, que todo quieren ver en función de la ganancia, como si eso fuera lo único que importara.

En este ranking el Tec ni sus luces (hay otros donde gana, curiosamente tienen patrocinio):

Link

Es un hecho que cualquier cosa que diga será tomada para insulto, ve y sigue tirando tu dinero, pero primero quéjate de todo lo que deberías quejarte, antes de quejarte de la UNAM, además en el SNI no hay ni 800 investigadores de todas las privadas y hay 3500 de la UNAM, hasta la UAM tiene más, aparte del IPN.
03/02/15
-1 
-1
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
calvarado04

La UNAM no fue posicionada por la rectoria, fueron los administradores de los rankings internacionales que consideraron la competitividad de la UNAM, para compararla con las demás en el mundo.

Si el TEC también ha salido en rankings internacionales, es síntoma de que la UNAM esta progresivamente cediendo cuota, ante su imposibilidad de evolucionar, a causa de su masividad (el número 15 del mundo), su administración politizada, cachondeo y complacencia. (“nosotros estamos a todo dar digan lo que digan”).

Los rankings internacionales lejos de otorgarle a la UNAM un sentido de urgencia, le da hasta gusto.

Si las tendencias siguen, basta una década para que la UNAM llegue a la historia, rebasada por universidades de Chile, Colombia y aunque usted no lo crea universidades como el Tecnológico de Monterrey.

Y su reputación seguirá siendo una reputación, no entendí porque menciono al Politécnico, ellos están peor.
04/02/15
-0 
0
 +0
Reportar
Cesar262  / Cesar  / 13
61
Reportar
Antes que nada, me gusta tu forma de escribir, interesante, se nota que te gusta leer; no libros cualquiera o novelas, se nota más de periódico (buenos periódicos no el metro) y si lo digo en serio, no es sarcasmo.La verdad no leí todos los comentarios no tengo mucho tiempo, así que si coincido en algo pues ten la libertad de mencionar el comentario dónde lo explicaste para que no hagas los comentarios tan largos y haga más dinámico el debate, me encantan los debates!
Bueno. La introducción en este mismo momento se va al carajo solo es para hacer bullicio.
Tus argumentos son interesantes, de hecho. Tu pensamiento es una utopía. No puedes decir que la misma gente que estudio en la UNAM y que triunfo, de igual modo hubiese estudiado en otra escuela. Llevas lo general a lo particular como una regla, eso es una Falacia, simplemente no lo puedes usar como un argumento ya que todo carecería de sentido. Pediste argumentos, no explicaré, sólo si tu así lo requieres.
1, 2 y especialmente 3 ya que tu mismo lo aceptas, se van al carajo por la misma razón, no son "argumentos válidos". De nuevo, si quieres seguir con la idea que para ti son argumentos lo podemos platicar me encantaría!
El punto 4 tal vez sea el más interesante y que en este momento daría mas de que hablar, no por ser cierto, si no por que de hecho la "grandeza" de la UNAM no es causa, si no consecuencia. No podemos hablar que la UNAM siempre tuvo ese tamaño, CU es un proyecto de los años 50s. FES y CCH es de los 70s. ENES de los estados es de hecho bastante reciente. Todo conlleva a un crecimiento y una percepción que se forja con el tiempo, obviamente hablando de la Universidad como secta...perdón institución, no como tamaño, la cantidad de alumnos es relativa, si a eso te refieres.
Toma este comentario como introducción a un debate por que sí, veo que contestas y por eso quise hacer este primer comentario más dinámico, en general. Sin duda vamos hablar de los otros 3 puntos pero creo que necesitas replantearme esos "argumentos", a lo mejor tu manera de redactar fue sensacionalista, si, cómo de periódico por eso te lo mencionaba...en fin, segur hablaremos de esos puntos después. De antemano se que no voy a cambiar tu manera de pensar ( es 5 % probable) pero la crítica y los diferentes puntos de vista son cuanto menos interesantes y, por que no, hasta entretenidos. Si uso un lenguaje coloquial no es por que soy de la UNAM precisamente,(aunque es obvio que soy de la UNAM)sólo es para hacer esto más ameno, somos mexicanos, no podemos negar que las groserías y el lenguaje coloquial son parte de un lenguaje tan rico y variado como lo es el Español, pero especialmente el Mexicano, el español que se habla en México es muy ocurrente.
Un saludo, espero tu respuesta!
04/02/15
-0 
0
 +0
Reportar
Cesar262  / Cesar  / 13
61
Reportar
Acabo de leer unos comentarios que tienes, de Oppenheimer.
Bastante interesantes la verdad, el que menciona el de cobrar a los que pueden es muy cierto ya que como dice, la paradoja principal es que muchas personas de bajos recursos desertan. Sin embargo, el comparar con otros países de nueva cuenta son consecuencias no causas. El buen nivel por ejemplo, de la universidad de china, no esta ni si quiera cerca de ser una consecuencia de implementar pagos. Osea, la causa es el buen nivel y prestigio, la consecuencia es implementar pagos, ya que se tiene una sociedad más consciente de ello. Ese es uno de los grandes errores que se cometen al pensar en México, y eso si se lo atribuyo al "tercermundo". La comparación; nos comparamos con países que han tenido un mayor desarrollo, y hay que revisar la historia. Si Latinoamérica se considera en desarrollo es por que Europa conquistó y explotó a América.El caso de Estados Unidos y Canadá yo lo acreditaría a saber aprovechar la oportunidad, independizarse antes y tratar de mantener cierta comunicación aun con Europa, recibiendo a mucha gente del mismo continente. Los extranjeros forjaron EUA sin duda y fue esa variedad de pensamientos lo que logró en mayor medida su éxito, pero son por sí solos temas de discusión aparte.
Eurocentrismo, hay muy buenos artículos tanto del término como teorías pero sería indagar en algo que no es menester en este caso.
Y lo que dicen después, de que la UNAM hace daño, realmente no lo creo así. Podemos de verdad pensar que el país en su mayoría esta forjado por "PUMAS" y son estos los que aún mantienen su carácter social, por que ese es el enfoque principal que nos dan en la universidad, y tu debes saberlo. Si dejáramos las manos en las escuelas privadas, y me gustaría pensar, como tu dices, que seríamos una sociedad más avanzada, con más principios. La verdad no lo creo así, es tan fácil cómo decir que el enfoque visto en esas universidades es el de saber hacer más dinero, dejando en un tercer término, hasta cuarto, aspectos de carácter social. Obviamente lo hay, pero tal vez no referido al apoyo de comunidades. Yo lo veo en mi carrera, Arquitectura.
La utopía es pensar que sin una escuela pública, con sólo escuelas privadas tendríamos un mejor país, en particular una mejor sociedad. La realidad es que sin una escuela pública perderíamos la identidad social y nacional que nos forja como mexicanos, el hecho de que podemos elegir entre dos enfoques totalmente distintos y que sin duda nos representa a nivel internacional, que esta de más de hecho, nos debe preocupar más lo que pasa actualmente que lo que ven otros países. Claro, la realidad tal vez no sea la mejor, pero deshacerse de la UNAM tampoco es una solución, la solución va más allá. No se cual pueda ser, la verdad no tengo ni idea de como poder solucionar los problemas del país. No requiere sólo un plan y si algo he aprendido es que para lograr una acción trascendente se debe de empezar de manera inmanente. Pero si algo se, es que la UNAM me ha dado una buena educación para poder decir; me quedaré en México, así haya delincuencia, corrupción, "subdesarrollo"...me quedaré y voy a intentar hacer algo bueno por mí y después por los demás, buscare mis propias consecuencias. No necesito irme a Europa para ser alguien importante, ni a Estados Unidos...tal vez ese pensamiento lo pude forjar en otra universidad pero dudo mucho que en una de paga...no buscan ese enfoque, lo que más buscan es poner alumnos en el extranjero y jactarse de ello, buscan el dinero de sus ex alumnos...El cobrar en una universidad pública iría contra el tercer artículo de la constitución...el simple hecho de que las universidades y escuelas privadas va contra ello, y eso es lo que nos separa de las privadas. Quién va a la UNAM va a buscar la educación y se encuentra con México, con todos sus problemas pero también sus virtudes.
Quién va a una escuela privada va a buscar la educación y se encuentra con el dinero. Notas la gran diferencia...
06/02/15
-1 
-1
 +0
Reportar
VERTO  15
180
Reportar
Cesar262


No puedo responder completamente todos los comentarios, representan para mí un challenge.


Parte de sus cometarios los presenta con una estructura muy lógica, de tal manera que se me dificulta darles seguimiento.

Soy una persona un tanto complicada y bastante intuitiva, prefiero usarlos como fuerte en una discusión que aventurarme a usar estilos para los cuales no estoy hecho.

Intentare responder algunos temas:

Los egresados de la UNAM exitosos.

Quienes se pusieron a trabajar para su desarrollo fueron los individuos en cuestión. Usaron sus ventajas intelectuales (con las que nacieron), para salir adelante.

El temperamento, gustos, manera de ser, caminar, liderazgo, habilidades artísticas e incluso ventajas deportivas, en general aptitudes, vienen de nacimiento, son hereditarias. Nada de lo anterior se enseña y están sujetas desarrollarse según la actitud que el ambiente favorezca. Ese ambiente nutritivo no tenía por qué estar dentro de las instalaciones de la UNAM necesariamente.

La grandeza de la UNAM consecuencia de una buena historia

Ignoro la visión y visión de la UNAM, aun ignoro más sus acuerdos no escritos con la federación, pero son sospechables.

Si recibe un presupuesto descomunal, difícilmente sea sin compromisos, por mucha autonomía que se presuma.

Para pedir más presupuesto normalmente se justifica la necesidad y se argumenta el impacto potencial, en este caso el impacto en la sociedad mexicana. Al ser México un país grande con una economía grande y necesidades educativas, la oportunidad de crecer con subsidios fue maravillosa.


La riqueza coloquial y groserías

No considero que eso sea riqueza, si seguimos deformando tanto el idioma terminara siendo parte de la basura de la historia. Ahora mismo los chinos al tener un idioma tan “rico” y poco homogéneo se dificulta su acenso como “el idioma de los negocios”.

Los idiomas del futuro deben ser muy descriptivos y dinámicos, como el inglés o el alemán, no sé cómo se regulan esos idiomas pero cada vez que la RAE mete una palabrita más me dan ganas de darme un tiro.


Las universidades monetarizadas

Las cuotas funcionan como:
Filtro para quienes no están comprometidos con la institución, de tal forma que una escuela con cualquier esquema de pago no tendrá alumnos que destruyan las instalaciones y/o andan por allí sin hacer nada.

Genera compromiso con los tiempos, favorece el término de la carrera en la misma cantidad de años que fue planificada.

La administración y los docentes son continuamente buscados por gente que quiere un servicio a cambio de lo que han dado.

Cuando en el mercado desaparece el esquema de “producto gratuito” y existen diferentes proveedores, el cliente manda, y va a exigir el mejor resultado posible por su dinero. “O me voy con el que está en frente”.



La vecindad Latinoamericana

El subdesarrollo de la región tiene orígenes muy cercanos a nuestros tiempos, México estaba bien a inicios del siglo XX, pero ocurrió la revolución y se implementó un gobierno (en su momento) con rasgos comunistas.

Argentina solía codearse con los países ricos, pero cometió el mismo error.

No puedo hacer una precisa lista de países, pero la política en ese tiempo o era el capitalismo, o el fascismo o el comunismo.

En ese entonces la Europa comunista y la Europa fascista veían a América Latina como aliado potencial y las ideologías fluyeron.

¿Por qué serán tan altaneros los argentinos?
¿Porque las repúblicas bananeras del centro se sienten comunistas?
¿Porque en el palacio nacional de México existen murales de Lenin?

Como la guerra ocurrió en Europa los europeos fueron los que se vieron en la necesidad de implantar los sistemas más eficaces para recuperar el desarrollo perdido.

Mientras tanto américa latina se quedó metabolizando las ideologías europeas.
México apenas esta terminando esa “metabolización ideológica”, pero los demás están lejos de lograrlo.

Estados Unidos

Se independizo en ese momento un tema de impuestos, el tema particular que detono al súper país fue declarar en la constitución algo así, “todos son hijos de dios y libres”, la ideología de libertad les permitió expandirse como Juan por su casa.
La pluriculturalidad no la considero como el detonador de grandes ideas, si no la libertad de pensamiento.

Ellos hicieron varios pasos bien, independizarse de Inglaterra pero no de la cultura inglesa (creo que eso si lo mencionaste), colocar grupos elitistas y cultos en el gobierno, expandirse territorialmente, llenar los nuevos territorios de europeos (garantía de relaciones diplomáticas), acompañar la democracia con el estado de derecho.

Los canadienses duraron mucho tiempo pobres.
07/02/15
-0 
0
 +0
Reportar
Cesar262  / Cesar  / 13
61
Reportar
Lo de los americanos es muy cierto, bueno de los Estadounidenses me molesta de hecho que les digan americanos pero bueno...fue el pensamiento de libertad de pensamiento, que incluso rosaba el libertinaje y lo sigue haciendo, creo que por eso es conocido por ser uno de los países con más sucesos "locos" sobre masacres y un sin fin de números de circo que me siguen sorprendido, aunque también hay que obviar el hecho de que en Estados Unidos existe un gran avance en cuestión de medios y casi cualquier suceso hasta en el más pequeño de los pueblos es documentado, a diferencia de países como Rusia, China e incluso México donde pasan cosas que igual rozan la locura social. En fin.

Cuando me refiero a riqueza en cuanto al lenguaje, lo menciono por abundancia, se que riqueza puede tener distintas connotaciones, hay que entender que esta riqueza es tanto por el valor que pueden tener ciertas palabras incluso las groserías (me fascina el hecho de que una grosería sea una grosería, que pueda tener un alto impacto a la persona que se le dice) y también de los modismos que se van creando para explicar ciertas cosas. El inglés sera idioma de negocios no por que se deshaga de los coloquialismos o groserías, si no por que es un idioma más simple; La conjugación, por ejemplo de los verbos es mucho más sencilla, siendo que los verbos simples se conjugan del mismo modo en todos los tiempos. Por otro lado, el alemán al igual es un idioma Anglosajón y también es un idioma muy vasto que para nada se libra de groserías y frases propias de ciertas regiones. Me parece que el español no llegara nunca a ser un idioma universal por ser más complejo en cuanto a entendimiento, la connotación de una palabra en el Español puede ser muy variada según el contexto que la acompaña, al igual que en muchos otros idiomas, aunque en el Español se acentúa de una manera importante con lo que una palabra mal expresada, con un diferente orden o incluso sin acentos puede cambiar totalmente el mensaje que se interprete.

En cuanto a cuestiones de egresados; sigo sin apoyar esa idea, resumes los términos a la maravillosa genética, que tal vez un biólogo te aventaría flores pero sin duda un psicólogo se molestaría bastante. Si bien muchas cosas son hereditarias, lo pondría tal vez entre un 40 y 60%. Dependería de como se van llevando esas aptitudes, sobre que enfoque y bajo que régimen las mantienen. Sin duda el hijo de Octavio Paz (un ejemplo vano) cambiaría mucho su enfoque si estudiara en una escuela privada; mientras que su padre reflejo los problemas de la sociedad contemporánea, empezando desde las clases mas bajas que representaban en ese entonces a la sociedad mexicana, demostraba críticas e inconformismo. Y no lo diré a modo de presunción, pero sí, Octavio Paz estudio en la UNAM y se encontró seguramente con una realidad nacional. Un Arquitecto, en una de las clases que tuve, siempre nos reducía al decir que nunca íbamos a ser arquitectos, que se requería carácter y nosotros no lo teníamos; Escuche a un amigo decir que siempre va a haber dos maneras de tomar lo que el Arquitecto decía: "Puedes ponerte triste, enojarte y salirte de su clase o simplemente no hacerle caso, o puedes tomar carácter y demostrar que de hecho tienes la capacidad de ser Arquitecto". Esa tal vez era una estrategia un poco fuerte pero fue definitiva por parte del profesor y si, lo que esperaba era que forjaran un carácter. Siempre va a ser así, la vida no es tan fácil como resumirla en un dualismo de bueno y malo, rico y pobre, privada o pública etc...Tal vez no, pero no dista de serlo por que los enfoques dados, la perspectiva que podemos tener, sin darnos cuenta la mayoría de las veces nos dirige a ese dualismo muchas veces implícito, pero que nos da un pensamiento más crítico. Sigo sin creer en el destino, sería un poco aburrido ¿no?


En cuanto a las cuotas, ¿mencione que no me opongo? creo que no la verdad, no me opongo pero tampoco es el momento. Es cierto, se presiona a la gente que solo ocupa un lugar en la escuela y no soy de la idea que ese lugar lo podría ocupar otro, si no que ni si quiera debería existir ese lugar. Creo que sin duda la presión del gobierno sobre la UNAM principalmente es sobre su capacidad de estudiantes; El chivo expiatorio del gobierno se resume mucho en lo que la UNAM representa para la sociedad, el prestigio que le han dado unos pocos (tomando en cuenta la cantidad actual de alumnos) comparándolo con lo que otras universidades han hecho. Eso sin duda, el hecho esta en que no lo podemos resumir tal cual. Si bien la UNAM es parte del presupuesto nacional, no representa ni si quiera una carga comparado con lo que supuestamente mueve nuestra economía: EL petróleo. Toda esa inversión hacia el petróleo que presuntamente es "nuestro", es un tema que debería dar más de que hablar y que de verdad me duele que muchos enfoquen los problemas del dinero hacia la inversión de la educación. Lamentablemente en México se da mucho el empirismo: La educación es un buen ejemplo, la gente conoce universitarios, por ejemplo arquitectos (me refiero a esto por que es el tema que más podría explicar) que en su primer obra tienen errores. Inmediatamente el Maestro albañil dirá que es un tonto, que según es arquitecto y no sabe sin tomar en cuenta que ese Maestro Albañil se formó como parte de un proceso empírico, lo que el llama experiencia; A nosotros si bien nos dan prácticas que nos ayudan a formar una experiencia, nos forjamos en el marco de la teoría que nos da todas las armas para que el proceso empírico que se me hace casi inevitable, sea más llevadero.
La sociedad Mexicana no entiende esto muchas veces, se reducen a querer gente con experiencia siempre, sin darle trabajo a quien no tiene experiencia, creando una paradoja común en el campo laboral. En fin...me tengo que ir por el momento pero continuamos después.
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario