Caso 76970    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Universidad de Guadalajara22/03/13

Universidad de Guadalajara auspician a "mujercita" poco preparada para puesto

0
Universidad de Guadalajara
Hace unos meses se me invitó a colaborar en la preparatoria regional de Zacoalco, Módulo Atemajac de Brizuela, de viva voz de la que se autodenomina "licenciada" L.N.G.M., coordinadora de dicho módulo. Me expuso las razones de su invitación a colaborar como asistente administrativo; había tenido problemas con la persona que anteriormente ocupaba el puesto.


Todo esto sucedió a partir del 25 de septiembre del 2012, fecha desde la cual colaboré en dicha preparatoria de la Universidad de Guadalajara. Esta mujer poco cauta y bastante indiscreta, insisto en lo de ose llamarse licenciada, porque a la pruebas me remito. Jamás en los 7 meses que tengo de conocerla ha utilizado alguna terminología jurídica, e incluso cuando uno de los maestros le preguntó sí sabía cómo nos afectaba la reforma laboral, ella respondió que” no sabía qué era eso”.


En fin, esta poco discreta mujer se dedicó a darme detalles de sus anteriores peleas con mi predecesora, sin embargo, noté desde entonces que los días que ella se dignaba a ir a laborar (martes llega prácticamente en la noche y se retira los jueves en la tarde, en un trabajo escolar de lunes a viernes.) era otro el ambiente que se creaba en la preparatoria, tanto en alumnos como con docentes y trabajadores operativos.


Más tarde y ya con más confianza con algunos de los anteriores mencionados, me di cuenta de sus actitudes de prepotencia; llamar “rancheras y pueblerinas” a las personas de Atemajac de Brizuela, incluídos alumnos y docentes; referirse a los alumnos como "mocosos"; usar términos inapropiados a la hora de comunicarse con ellos, que rara vez sucedía, términos como: "yo les hago el paro" y "no hay pedo" en sus avisos cotidianos, incluso el tener que haber prescenciado que se expresara así en la oficina de coordinación, humillando algunas personas y evidenciando de mala manera a éstas con lo referente a los pagos pendientes, frente a personal docente, alumnos y padres de familia.


Malos tratos a la persona que anteriormente ocupaba mi puesto, a la que no pudo despedir hasta que concluyera su contrato (en febrero de 2013), al grado de aislarla de alumnos y maestros en un cuarto remoto e incluso comentarle que no podía ni salir al baño o a la tienda sin su autorización, a mofarse con bromas como querer poner un cartel afuera del ingreso al cuarto en cuestión, donde dijera "cuidado con la perra".


Esto era el pan de todos los días con ella, habría que escribir un diario de la cantidad de abusos y arbitrariedades que ha cometido, aunado a su poca capacidad intelectual que, no lo digo yo, bastaría con hacerle un examen de C.I. o hablar diez minutos con ella para averiguarlo, para, así como una denuncia a la Universidad de Guadalajara que se atrevió a titular a una abogada que no sabe que es "salarios devengados" y "reforma laboral".


En resumen yo observé esta clase de conductas y soporte abusos de todo tipo durante 6 meses. Me adeuda dinero, me ha agredido verbalmente usando frases como "te echo al abogado/secretario general de la Universidad_de_Guadalajara" (Licenciado A.P.), del que sinceramente no sé si tenga conocimiento de las arbitrariedades que comete su "protegida". Por que como ella misma lo cuenta, ella está ahí por su "jefe de jefes" el Lic. A.P. y en todo caso de que éste desconozca su comportamiento, debería tener más cuidado en la clase de personas que promueve para puestos importantes y con tanta influencia que en este caso es "mala" para los alumnos sobre todo.


Esta mujer es problemática y prepotente, con una escasa calidad humana y nula capacidad para ejercer su puesto, ha tenido problemas con el director de la prepa Zacoalco, con todo el personal de la prepa Zacoalco, excepto con el secretario que se dedica a corregir sus reincidentes errores, el Ing. F.G.V., con distintos docentes de la preparatoria, al grado de renunciar a asignaturas por no tener trato con ella, con alumnos, con gente del pueblo, con el ex coordinador de la prepa, y recientemente conmigo, usando actitudes infantiles como no dejándome comer o exigiéndome hacer cosas de más.


No siempre fue así, pero me cansé de tener paciencia, antes le ayudaba, la llevaba por la nómina en mi auto, a sus diferentes reuniones, escuchaba sus interminables quejas acerca de todo mundo, reparaba sus errores en el ámbito laboral (es incapaz de armar un horario de preparatoria, desconoce el sistema integral de información y administración universitaria SIIAU, etc.), intercedía por ella con los alumnos a los que para nada les agrada su actitud con ellos, ejemplo: comentarios amenazantes cuando se realizó un viaje a la feria del libro en noviembre del año pasado como: “sí no fuera por mí nunca hubieran salido del rancho, denle gracias a Dios que yo hice que mi jefe de jefes los trajera y todavía no les cobro nada", digno de mencionar que en esa ocasión hizo un comentario hacia mi persona: "tú no debes de andar comprando libros, eso es para niños."


El punto es que fueron bastantes las cosas que terminaron con mi paciencia pero más que el dinero que se me adeuda o cualquier daño a mi persona, hago esto a manera de denuncia social porque no me parece justo ni correcto que personas así estén siendo impulsadas y protegidas por los altos mandos de la Universidad de Guadalajara, a la que considero una magnifica institución y por los alumnos del módulo Atemajac de Brizuela, que ningún aspecto positivo les deja tener una líder así, que los considera rancheros y cochinos.


Que les merma posibilidades de interacción con otras instituciones, que por su incapacidad y reincidencia en errores comunes imposibilita oportunidades de crecimiento para los alumnos y el plantel, etc.
Lo peor de todo es que se escuda bajo la falsa premisa de culpar al director R.G.G. de sus malas decisiones, haciéndole creer a la gente que es él el que ordena ciertas cosas no muy apropiadas.


Somos muchas personas inconformes con esta situación, pero probablemente soy la única que se atreva a manifestarlo abiertamente, mi causa es una mejora social, ni me interesa que se me deje de adeudar dinero ni la restitución de un puesto. Lo importante es que se haga algo, sobre todo porque sus errores y descuidos (por estar platicando por teléfono con su novio o en Facebook todo su horario de trabajo) han repercutido en cosas trascendentes para la comunidad escolar, el ejemplo más inmediato, alumnos que ya estando en la tan demandada carrera de medicina aún no reciben su certificado de prepa y probablemente sean dados de baja.


Les he tomado cariño a los alumnos y a la preparatoria, así como a casi todas las personas que trabajan en ella; el fundamento de mi queja es en parte el humanismo, pero sobre todo, el hecho de sacar a la luz una pequeña historia, que estoy segura que se repite más de lo que imaginamos.
(No estoy hablando por hablar, esto no es ficción y los nombres usados son reales, existe un precedente de queja en contra de la Lic. L.N.G.M., interpuesto por la persona que me antecedió en el puesto, la srita. A.T.D.D:, ojala no solo quede en otro ilustre discurso).
Atte: Lic. E.U.Z.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario