Caso 57895   4  pts.  (2 calificaciones) Cía: Fundación Rafael Dondé09/11/11

Fundación Rafael Dondé, irregularidades

La chica de RH de Rafael Dondé, la que se hace llamar licenciada G.V. es una persona por demás inepta. Ella me habló de una entrevista formal y cuando llego me recibe con una cara por demás agria.


De muy mal modo sólo me hace dos preguntas e inmediatamente después empieza a escupir groseramente y de manera ofensiva y agresiva que no me veía las características para ocupar un puesto de gerente de una pequeña sucursal en Guaymas. Honestamente yo nunca me imaginé que su entrevista formal la haría en un pasillo donde se supone debieran encontrarse los clientes y el recibimiento fue espantoso, además imaginé que me haría la entrevista y sus conclusiones las sopesaría en escritorio pero no fue así, la tipa, muy atrevida hizo comentarios profundamente hirientes a la dignidad de cualquier ser humano. Este tipo de personas son verdaderamente despreciables y se observa de inmediato que con la vara que miden, las miden ya, por ello me uno a la cadena de quejas que leo acerca de Rafael Dondé, una fundación DONDE la gente no cuenta y de ninguna manera recuperan sonrisas muy por el contrario cultivan el éncono no sólo entre los clientes, veo, sino también entre quienes vislumbramos una posibilidad de empleo y desarrollo, qué horror que existan este tipo de empresas. Otra razón por la que pienso que es inepta es por el hecho de que me pidió que llevara toda una serie de documentos a la entrevista, los cuales le llevé religiosamente y todo para que al momento de la dizque entrevista ni siquiera los tomar en cuenta. No omito decir que soy estudiante de maestría y que en mi universidad obtuve el primer lugar y me recibí con honores además de poseer una serie de logros a nivel laboral. Verdaderamente esta tipa es una persona mediocre y me lleva a pensar que no cabe duda que el peor enemigo de un mexicano es otro mexicano. Afortunadamente debo decir que estoy tranquilo porque si le dije sus verdades, y es que no podemos permitir que estas cosas ocurran.
+ Quejas del área geográfica
Hotel Armida con cucarachas
01/ 02/ 11
3050
4
  3.8  pts.
attached image
TELMEX experto en "ping-pong"
22/ 04/ 15
1625
8
  3.4  pts.
Slim ¿por qué eres tan rata?
31/ 08/ 09
4741
10
  3.4  pts.
Tarjeta de Crédito, cobro de anualidad
06/ 09/ 13
1335
3
  3.3  pts.
attached image
Guía Para Fonacot Cobranza
14/ 01/ 10
16713
6
  3.3  pts.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
15/11/11
-0 
+1
 +1
Reportar
kiktra  / Vivir vía Internet? Que buen chiste. / 10
7605
Reportar
EXPERIENCIA
Mal por esta pasada que te tocó vivir, centrándonos en lo benéfico.

Que bueno que te mostraron como son desde el principio. Imaginate que ya hubieras invertido tiempo en ellos.

Le faltó mucha clase a esta persona que no piensa que ellos son la cara hacia la sociedad laboral.

Noté que asumes como es un proceso de selección creyendo que toman en cuenta todos los paples, etc. Esto no siempre es así y muchas veces están revisando el CV al mismo tiempo que te entrevistan.

¿Cuales fueron los "comentarios profundamente hirientes a la dignidad de cualquier ser humano"? esto puede caer en el mundo de las percepciones por eso te lo pregunto.
28/02/12
-0 
0
 +0
Reportar
CARLIN  12
2
Reportar
Pregunta: ¿Cuantas veces hay que preguntar ¿por qué? para entender la causa de un problema?

Una vez
Cinco veces
100 veces
Pues de acuerdo a Taiichi Ohno el padre de los sistemas de producción de Toyota hay que preguntar cinco veces ¿por que? para llegar a la causa raíz de un problema.

Por eso hoy me gustaría analizar contigo esta poderosa metodología que revolucionó la productividad en la fabrica, la oficina e incluso en incubadoras de negocios.

Taiichi Ohno tenía una filosofía muy sencilla que se convirtió en la base de la manufactura esbelta: Ataca el problema tan pronto aparece y pregúntate cinco veces ¿por qué? sucedió.

Remontémonos a los inicios de los años 50's en la fábrica de Toyota en Japón. Aquí todos los trabajadores en la linea de producción tenían la consigna de que si veían algo mal en el proceso de fabricación que podría poner en peligro la calidad del producto o la seguridad del personal tenían que tirar del cordón andón. El cordón andón era un cordón físico que corría a lo largo de la linea de producción y que al momento de jalarlo la detenía en seco. Cuando esto sucedía todo el mundo se acercaba al trabajador para tratar de entender qué pasó y resolver el problema. La mecánica era siempre la misma: preguntarse entre todos cinco veces ¿por qué? había sucedido este problema y a través de este análisis reiterativo intentar llegar a la causa raíz. La finalidad era no perder el tiempo simplemente resolviendo síntomas que sin duda se volverían a presentar, sino de una vez por todas llegar a la verdadera causa raíz del problema y resolverlo correctamente antes de reiniciar la linea.

Recientemente cuando el presidente actual de la Toyota, Akio Toyoda se enfrentó al escándalo en Estados Unidos de que aceleradores en algunos de sus autos se estaban pegando, anunció que estaba jalando el cordón andón en ocho de sus fábricas para buscar resolver el problema. Sin duda esta acción creo mayor desconcierto a corto plazo de lo que los analistas estimaban era estrictamente necesario, pero yo estoy seguro que a largo plazo la empresa saldrá fortalecida.

Hay una gran lección que podemos aprender de esta sencilla práctica de Toyota. Si cada vez que nos encontremos frente a un problema jalamos el cordón andón y nos preguntamos cinco veces ¿por qué? esto ha pasado y qué podemos hacer para solucionarlo de tajo vamos a salir fortalecidos. Lo que es más, he comprobado en mi vida personal y en las empresas que asesoro que esta extraordinaria filosofía no solo sirve para resolver problemas sino para buscar oportunidades e incluso penetrar en el sentido de la vida.

¿Entonces como funciona? Imagínate que tienes una cebolla que está compuesta de varias capas. Cada vez que preguntas ¿por qué? es como si le vas pelabas una capa a la cebolla para penetrar cada vez más hacía su corazón. El objetivo de las preguntas repetitivas es precisamente este, entender cada vez mejor la causa y el efecto y así poder llegar a la causa raíz del problema. Simplemente al seguir preguntando ¿por qué sucedió? y ¿cuál es la causa del problema? la respuesta a la primera pregunta desencadena la siguiente y así subsecuentemente hasta realmente entender de que se trata el problema y que hay que hacer para que no vuelva a suceder.

Y como dije hace un momento la belleza de este método es que no únicamente funciona para manufactura sino para ventas, mercadotecnia, planeación estratégica y el deleite de profundizar en lo importante de la vida.

Veamos el proceso en acción.

Imaginémonos que queremos ayudar a un colaborador entender el valor de su trabajo. Digamos que ella es una operadora poco motivada porque no entiende la contribución real que hace a la empresa. Veamos que pasa cuando le preguntamos cinco veces a que sirve su labor.

¿Y tú qué haces?: Contesto el teléfono.

¿Y eso a qué sirve?: A atender las llamadas de los clientes.
¿Y eso a qué sirve?: Pues a canalizar las llamadas con la persona correcta.
¿Y eso a qué sirve?: Supongo que a que el cliente se sienta bien atendido.
¿Y eso a qué sirve?: A que nos prefiera y nos siga comprando.
¿Y eso a qué sirve?: Pues a que la empresa siga creciendo y que todos tengamos trabajo.
A entonces realmente tu trabajo no es contestar el teléfono sino ayudar a que la empresa siga creciendo y que todos tengamos trabajo. Sin duda un objetivo mucho más significativo.

Ahora hagamos el mismo ejercicio con una iniciativa comercial para busca fortalecer la relación con los clientes a través de una promoción que en vez de darle un descuento al cliente ahora lo aporta a su nombre hacía una causa noble:

¿Qué vamos a hacer?: Un programa social para la retención de clientes.

¿Y por qué es importante?: Involucra al cliente y la empresa en hacer el bien.
¿Y por qué es importante?: Enseña al cliente a votar con su cartera.
¿Y por qué es importante?: Transforma los modelos económicos.
¿Y por qué es importante?: Pone presión sobre autoridades y empresas irresponsables.
¿Y por qué es importante?: Ayuda a construir una sociedad unida que puede sacar adelante al país.
Entonces en resumen. Normalmente las metodologías más poderosas son también las más sencillas. Preguntar cinco veces ¿por qué? es realmente fácil y efectivo. La cosa es que hay que hacerlo. Entonces te invito hoy mismo a identificar alguna piedra sobre la cual se siguen tropezando y a pregúntase cinco veces ¿por qué? y verás como casi por acto de magia como se aclara el panorama y aumenta tu resolución.
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario