Caso 2531    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Aeropostal07/11/04

Aerolínea Aeropostal son unos sinvergüenzas y ladrones

El día 5 de Enero, del 2004, en nuestro viaje de regreso a España (Lima - Caracas - Madrid - Pamplona), nos dirigimos mi esposo, mis hijas de 3 y 1 año y yo al counter de facturación de Aerolínea Aeropostal del aeropuerto Jorge Chávez de Lima, Perú, con más de 3 horas de antelación como era norma obligatoria - el vuelo de la aerolinea salía a las 4:30am y nos presentamos a la 1am-. Nuestro equipaje se componía de 5 maletas (115 kg en total) y una maleta de mano. En el viaje de ida hacia Lima, Perú (Pamplona-Madrid-Caracas-Lima), llevamos el mismo equipaje y volamos sin problemas puesto que al haber comprado los pasajes de avión el 30 de Mayo, podíamos facturar por piezas (PC en el billete de avión). En total, por persona nos correspondía 2 maletas de 32 kg, cada una por persona como máximo más el equipaje de mano. En definitiva, llevábamos mucho menos equipaje que el podíamos haber llevado (alrededor de 192 kg según la normativa).

Al intentar facturar nuestras 5 maletas (115kg) con Aeropostal, nos indicaron que teníamos 55 kilos de sobrepeso, y que aunque Aeropostal permitía hasta viajar con hasta 40 kilos por persona, Iberia, lo tenía limitado a 20 kg. por persona y por lo tanto, debíamos pagar la diferencia del exceso de equipaje marcado por Iberia (32 dólares por kg.- unos 1760 dólares americanos). Evidentemente nos quejamos indicando que en el viaje de ida, por lo que ponía nuestro billete comprado en Mayo (y que se supone que las aerolíneas lo respetan) nos podía corresponder mucho más equipaje del que estábamos llevando y que no entendíamos el problema que se había creado. El personal de Aeropostal hizo oídos sordos a nuestra queja e incluso se negó a que pudiéramos hablar con la persona encargada para explicar nuestras razones. De muy malas maneras nos dijeron que sólo teníamos 3 opciones:

Pagar los 1760 dólares americanos de exceso de equipaje. Dejar equipaje en la calle (Regalarlo). No volar.

Ante estas disparatadas opciones, le pedimos que, puesto que el problema según ellos era que Iberia no nos permitía el exceso de equipaje, nos facturaran las maletas sólo hasta Caracas, donde tendríamos oportunidad de resolver el malentendido con Iberia. La persona que nos atendía nos dijo que no se podía realizar tal gestión, ya que sólo permitían facturar hasta el destino final del viaje (Pamplona).

Ante la nula ayuda del personal de Aerolínea Aeropostal para resolver el problema y visto que estaban dispuestos a dejarnos en tierra (por supuesto con nuestras bebés llorando y teniendo un viaje de 31 horas hasta nuestro destino final), decidimos hacer de tripas corazón y salir a la calle, abrir nuestras maletas delante de todo el mundo y aligerar peso para que nos permitieran embarcar. En definitiva, terminamos con 3 maletas que pesaban en total 60 kilos y 3 maletas de mano, que en teoría teníamos derecho a llevar. Lo más doloroso fue que fuera del equipaje que llevábamos, tuvimos que dejar a un familiar que nos acompañó, objetos personales, juguetes de Navidad regalados a nuestras hijas por familiares que no veíamos hace 3 años y algunas compras.

Volvimos a intentar facturar las maletas (3:45am) y esta vez si las 3 maletas que pesaban 60 kilos las facturaron "sin problemas" (sin darnos los stickers localizadores de equipaje, tratándonos de mala manera y apurándonos para realizar el embarque). En camino hacia el avión, el chico que nos atendió nos increpó diciendo que no nos iba a dejar entrar con las 3 maletas de mano. Ya a puertas del embarque, otra persona nos amenazó diciendo que no nos iba permitir subir al avión sino dejábamos 2 de las maletas de mano, además de una manera humillante, nos gritó que "si seguíamos en esa actitud de intentar subir con el equipaje de mano, nos quedaríamos fuera del vuelo". Al final tras mucho insistir, accedió a que sólo podíamos subir un equipaje de mano, otro llegaría al destino y el tercero nos lo quitó para "dárselo a algún familiar".

Una vez ya en Madrid, y tras explicar lo sucedido a diferentes personal de Iberia, nos indicaron que puesto que nuestro billete de avión, indicaba facturación de equipaje por piezas (PC), ya que fue emitido en Mayo del 2003, se nos tenía que haber respetado el contrato que el billete representa.

La cuestión es, no se supone que el trato al cliente tiene que ser bueno? Nosotros en ningún caso subimos el tono ni tratamos mal a nadie, sin embargo ellos nos trataron muy mal sin respetar a nuestra hijas pequeñas, haciéndonos hacer dos veces una larga cola y lo peor de todo es que finalmente perdieron nuestras maletas al llegar a Pamplona y a los 3 días que llegaron nos habían robado cosas del interior.

Nosotros pusimos la queja a Atención al Turista, pero según parece estos señores venezolanos tienen las de ganar, ya que preferían un juicio a hacer un acto conciliatorio, aprovechándose que nosotros vivimos en España y no podemos estar encima de ellos para quejarnos.

Que sirva de esto para que no vuelen con Aeropostal ya que son unos sinvergüenzas y ladrones.

Otros casos de Aeropostal, Venezuela: Aerolínea Aeropostal Venezuela a Perú - Líneas Aéreas Aeropostal Perú a Venezuela - Línea Aérea Aeropostal Venezuela a Colombia

Editor: Pues yo creo realmente que sinverguenzas y ladrones queda corto, sería bueno tener los nombres de las personas en Lima, que al parecer lo único que querían hacer era incomodar a alguien.

+ Quejas del área geográfica
Cerámicas Navagres resultado pésimo
05/ 10/ 10
2639
1
  3.0  pts.
Norauto apestan
24/ 09/ 16
159
0
    pts.
attached image
Expedia apestan
04/ 04/ 13
1919
0
    pts.
Decorama Muebles , pesimos
17/ 10/ 08
6322
1
    pts.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario