Caso 129329   5  pts.  (2 calificaciones) Cía: Europiel Láser Center18/10/17

Europiel Láser Center vendedora grosera

552
Europiel Láser Center
Hace una semana realicé unas compras en la Plaza Ciudadela en Zapopan, Jalisco y me abordó una chica de depilación Europiel. Me comentó que tenían ofertas del 50%. Yo no quise ser grosera y sólo le pedí un folleto para leerlo con calma en casa. La chica me dijo que no y que mejor pasará a una oficina que tenía dentro del local para explicarme mejor las promociones.


Me dio pena por ella, pensando que quizás si sólo la escuchaba, ella recibiría una comisión por su trabajo. En fin, acepté y pasé. Dentro de ahí, apareció otra chica y me comenzó a preguntar que si sabía que era la depilación con láser, mi nombre y que áreas quería depilarme.


Le seguí la conversación y respondí que piernas, bikini, cara y espalda. Empezó un presupuesto el cual me parecía caro; pero después comenzó a restar las promociones y el tratamiento quedó bastante accesible. Le comenté que me parecía bien el costo, pero yo no tenía la seguridad en la reputación del tratamiento.


No tenía a alguien de confianza que me corroborara la eficacia y atención del lugar. Era la primera vez que conocía esta empresa de depilación y necesitaba informarme mejor. La chica en verdad que estaba desesperaba en venderme y comenzó su mala técnica de venta: me preguntó que si tenía novio. Yo le contesté que estaba casada. Después me interrogó para saber si yo trabajaba.


Le dije que no; que ahora mismo sólo estaba como ama de casa. Fue en ese momento que la charla se tornó grosera y me desagrado por completo la forma en la cual quiso venderme su tratamiento. La chica enseguida me dice que como era una mantenida con más razón necesito la depilación porque debo pensar en estar muy presentable para mi esposo. Que debía siempre enamorarlo porque él se la pasa trabajando todo el día en la calle y que como es hombre se pasa el día viendo a otras mujeres mucho mejores que yo. Que ella estaba muy preocupada por mi y no quería que saliera peluda del lugar.


Me pareció una completa falta de respeto a mi, como persona y como mujer. Si llegué a sentir un poco de interés con las promociones que me ofrecía, el trato de la chica terminó por hacerla odiar junto con el establecimiento. En mis adentros sólo pensaba en cómo demonios piensa vender algo de esa manera.


Estoy consciente que quiere venderme algo a partir de mis inseguridades y miedos. No soy ninguna t*nta, estudié publicidad y mercadotecnia y es la peor manera de vender un producto. Fastidiada, le dije que esa no es forma de dirigirse a un posible cliente y que con esa actitud de venta fracasaría. Ignorando mi comentario, comenzó a pedirme insistentemente mi tarjeta de crédito.


Sinceramente, estaba hastiada y sólo quería retirarme. Tomé mis cosas y le dije que no estaba interesada en el tratamiento a causa de ella. Y si en algún momento contemplaría la posibilidad de la depilación láser sería cuando haya investigado bien las mejores posibilidades y que ellos ya no lo eran por sus pésimos empleados. Si uno de ellos tenía esa horrible forma de dirigirse a un cliente, no quiero pensar en los empleados que tienen un mayor nivel de responsabilidad con las personas.


Salí de la Plaza y en la tarde compartí mi experiencia con mi esposo, él me reconfortó y me dijo que él me quería con pelos y todo. Así te conocí y me gustaste. Comparto esto con ustedes mujeres para que no se dejen sonsacar por vendedoras de Europiel Láser Center que quieren engancharte con un tratamiento que necesita de investigación y racionalidad. Y menos cuando atacan tu físico para crear un efecto de inseguridad y necesidad urgente para comprar sin pensar.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
23/03/19
-0 
0
 +0
Reportar
Ari85  10
800
Reportar
Yo también por tonta acepté entrar y escuchar la definición del servicio, pero realmente no estaba convencida, y la chica se portó realmente muy hostigosa, al grado de sacar la terminal y casi exigirme mi tarjeta, pues ya le había dicho que no traía efectivo y que no estaba segura de que en la tarjeta de débito hubiera aún dinero suficiente. Lo mejor es no entrar ni detenerse a oír ssporque los vendedores hostigosos se agarran hablando como merolicos para envolverlo a uno, y después ya no sabe uno cómo pararles el alto y decirles que no sin ser groseros. También unos que venden almohadas en la Gran Plaza, son súper hostigosos, yo cometí el error de acercarme a preguntar porque me interesa adquirir una almohada, pero al tocar el material no me agradó la textura de la tela, y se lo dije, le aclaré que prefiero almohadas de algodón, pero se puso a hablar como merolico de las supuestas bondades de su producto, hasta que me tragué la pena y lo tuve que interrumpir para darle las gracias y retirarme del stand, porque ya me había mareado con tanta palabrería.
23/03/19
-1 
-1
 +0
Reportar
xolotl  / X()lotl delete me now. / 09
4432
Reportar
Ari: Sea mas cauta y no ceda --- aprenda a reconocer cuando
le están incomodando por ser presionada a comprar algo de
impulso, y retírese.

NO tiene que ser ud amable con ellos. Ellos quieren vender. Ud NO FiRME CuanDo no esté convencida...

Es decir, se saben obligadas a comprar, pagan de mala gana con la tarjeta (ojo que ese crédito es dinero CaRO) y ya que se van, se van con un gran malestar...
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario