Caso 125757   5  pts.  (1 calificaciones) Cía: Trabajadores del Hospital General Sur20/06/17

Trabajadores del Hospital General Sur un doble engaño

1
Trabajadores del Hospital General Sur
Le pedimos al Gobernador Gali Fayad, al Ex Gobernador Moreno Valle y a José Villagramna Robles, Secretario de la Contraloría, que investigue el Fraude médico en la Sala de Hemodinamia para pacientes infartados y no infartados del Hospital General del Sur en Puebla. Es una red de médicos, enfermeros, proveedores etc. que se han dedicado a violar los derechos de los pacientes.


El responsable es el médico J.C.P.A., a quien acusan de ser el responsable directo de las muertes ocurridas por este fraude en contra de tantos pacientes.


Todo inició cuando un alto funcionario de la Ssa de Puebla fue invitado a un viaje a Europa para conocer una empresa proveedora de insumos para salas hemodinámicas y entonces en dicha dependencia se dieron cuenta de los negocios que se pueden hacer.


Se ha confirmado que operan del siguiente modo:


En un hospital privado cuesta entre 100 y 150 mil pesos colocarle un stent a un paciente, que es un catéter para destapar arterias del corazón. Ese monto no incluye los honorarios de los médicos.


Cuando un paciente dice no tener toda la cantidad de dinero que requiere esa atención médica, entonces le ofrecen que por 50 mil pesos les colocan el stent pero en la sala de hemodinámica del Hospital General Sur.


Para que nadie sospeche, al paciente lo llevan en una ambulancia de SUMA, para aparentar que arribó al nosocomio como parte de una llamada de emergencia.


Luego lo dan de alta en el Seguro Popular, para que se justifique que no le cobren nada por parte del nosocomio.


Al final operan al paciente con insumos que compra la Ssa y por afuera del hospital le cobran altas sumas de dinero. Los involucrados ganan mucho sin poner un peso de inversión.


Otra forma de operar es que cuando a la sala entran pacientes que sí tenían de origen Seguro Popular, les hacen diagnósticos de que necesitan hasta cinco stents, que de manera global cuestan 600 mil pesos. Al final solamente utilizan dos o tres, y el resto de esos insumos los comercializan en la medicina privada.


Cuando un paciente necesita válvulas cardíacas le informan que el Seguro Popular no cubre la colocación de esos artefactos, lo cual es real, pero les ofrecen a los pacientes que por afuera les pueden conseguir esos artículos, con un costo que va de los 50 mil a los 70 mil pesos, y que se los pueden poner en la sala hemodinámica del Hospital General del Sur.


Al final hay un doble engaño, porque en muchas ocasiones no colocan las válvulas cardiacas, sino que les ponen stents, que son proporcionados por la Ssa y por tanto era mentira que los insumos los compraron de manera privada.


Este tipo de estafas pasan casi todos los días.


Habrá que imaginarse cuánto dejó de ganancias si dichos vicios se han reproducido, sin ningún freno, en los últimos seis años.


J.C.P.A. ha extendido esta red de corruptos a otros hospitales privados y públicos. Ya se esta investigando los nombres de las personas que se han prestado para ser parte de esta red de corrupción médica. Una de las empresas fantasmas utilizada para este fraude de lesa humanidad es el Instituto Cardiovascular de Puebla encabezado por J.C.P.A. y sus miembros.


La información sobre las prácticas de corrupción de funcionarios de la Ssa, médicos y proveedores en torno a la sala hemodinámica es mucha. Ya en otras entregas iré contando otros muchos escándalos de corrupción.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
20/06/17
-0 
0
 +0
Reportar
Sociedad Española de  17
1
Reportar
Estimados colegas de:
La Sociedad Mexicana de Cardiología Intervencionista.
La Asociación Nacional de Cardiólogos de México.
El Colegio de Cardiología de Puebla.

Esta conducta del Dr J.C. Perez Alva de falta de ÉTICA en la práctica de Cardiologìa Clìnica e intervencionista es conocida desde hace 12 años. Nosotros, La Sociedad Española de Cardiología, nos deslindamos de forma categórica del Dr J.C. Perez Alva. El médico Perez-Alva no es miembro de la Sociedad Española de Cardiologia. Les pedimos a nuestros colegas Mexicanos de todas las asociaciones de Cardiología que ya no nos coliguen con este personaje ya que aquí en españa hay un caso bajo investigación por falcificación y dudosa filiación de Instrumentos Universitarios.
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario