Caso 130446   5  pts.  (3 calificaciones) Cía: Instituto De Cosmiatria y Quirofisica Sumiko23/11/17

Instituto De Cosmiatria y Quirofisica Sumiko Pérdida de tiempo y dinero. CUIDADO

3
Instituto De Cosmiatria y Quirofisica Sumiko
Hace algunos años publiqué una queja con respecto a una clínica de ortopedia en la cual 2 doctores se contradecían y mientras uno me decía que me tenía que realizar cirugía de rodilla; el otro me decía que no era necesario. (Recomiendo que lean dicha queja antes de leer ésta).


Pues bien. Después de estar buscando terceras, cuartas, quintas, y hasta sextas opiniones el año pasado di con éste otro Instituto De Cosmiatria y Quirofisica Sumiko el cual se encuentra en San Martín Texmelucan.


Una quirofísica que conocí en Cuajimalpa que es egresada de aquel Instituto me recomendó que fuera ya que ahí podrían resolver mi problema de articulaciones (vean fotos para saber que tenía). Ya se imaginarán, me empezó a decir que ahí han salvado a muchas personas de padecimientos articulares muy graves evitando cirugía. Hasta cáncer han curado y que aparte que en ningún otro lugar aquí en CDMX me iba a salir tan barato el mismo tratamiento.


Después de pensar durante varios días me decidí a hacer cita e ir en el autobús que sale de San Lázaro.


La Doctora de aquel instituto tiene muchísimos títulos y reconocimientos en Quirofísica y en otras áreas colgados en una pared. Ella, junto con sus alumnos (ya que también era maestra) me revisaron físicamente. También checaron mi resonancia y me dijeron que sí podían ayudarme aplicando inyecciones de PRP (Plasma Rico en Plaquetas) además del uso de otras terapias relacionadas con el uso de aparatología de fisioterapia, rehabilitación y otros procedimientos quirofísicos.


¿Cuántas sesiones necesitaría? No sabían. Pero mencionaron que varía dependiendo de cada persona y cada padecimiento (lo cual me pareció comprensible) así que por lo pronto tenía que ir por tiempo indefinido hasta sentir mejoría. La Doctora me platicó que algunos pacientes con 5 o 7 sesiones se curaban; mientras otras con 10, 15, 20, 30 respectivamente. Así que tenía que ser muy paciente y constante.


Todos los viernes tenía que ir hasta allá para dicho tratamiento. Me levantaba a las 4:00 am para estar ahí a las 8:30 am y salía del Instituto a las 12 pm aproximadamente. En total me gastaba por el viaje y por el tratamiento unos $800 en total cada que me tocaba ir ($500 Tratamiento por sesión y $300 transporte).


El procedimiento que me realizaban cada sesión consistía primero en extraer sangre de mi brazo. Centrifugar dicha sangre en un aparato especial para extraer el “plasma”. En lo que hacían tal procedimiento me pasaban a una sala para hacerme las terapias correspondientes con sus aparatos de fisioterápia. Posteriormente me ponían unos 20 piquetes del PRP distribuidos en piernas, glÚteos y columna. Ya al final me tronaban todos los huesos del cuerpo y también de las articulaciones para “abrir espacios” y que los componentes de lo que me inyectaban se alojaran bien en el interior de las rodillas. Cabe resaltar que me ocasionaban un poquito más de dolor en mi rodilla derecha con éste tronadero. Cada sesión era exactamente el mismo procedimiento.


A la 5ª sesión empezaron a acompañar el PRP con otros 2 componentes: Regeneración “C” y “Células madre”. De forma alternada me inyectaban el PRP con Regeneración “C” en una sesión y a la siguiente PRP con “Células Madre” (ver foto dónde yo anoté las fechas y lo que me inyectaban). Dichos componentes los traían de algún laboratorio y supuestamente las “Células Madres” provenían de cordones umbilicales según palabras de la Doctora.


Obviamente me iba a salir más caro el tratamiento al añadir éstos componentes pero la Doctora me dijo que era para acelerar el proceso de recuperación de mis rodillas.


Claro que accedí con tal de terminar rápido el tratamiento. Digo, me hablaron tantas maravillas de éste Instituto que ciegamente confié en ellos. Pero ahora en lugar de gastarme $800 cada semana me gastaba arriba de $1000. Debo mencionar que ese dinero lo pagaba en efectivo ya que no aceptaban pago con tarjeta y por lo tanto no expedÍan FACTURAS.


Cuando llevaba más de 10 sesiones la Doctora me decía que ya deberían de haber disminuido las molestias pero si no era así entonces habría que seguir con el tratamiento. Cuando menos me dí cuenta ya llevaba 15 sesiones sin sentir nada de mejoría.


Durante mi estancia en ese lugar conocí a una viejita como de 75 años que también iba una vez a la semana para el mismo tratamiento. Ella tenía también problemas en las articulaciones e iba con muletas. La Doctora me dijo que aquella viejita ya llevaba como 70 sesiones pero que si había mejorado bastante porque al principio no podía ni caminar por si sola. Ésta señora no pagaba ni un centavo por ser familiar de alguien trabajando ahí.


Yo llegué hasta 20 sesiones (5 meses invirtiendo unos $20,000) y le dije a la Doctora que no sentía nada de mejoría. Ella me respondió que el tratamiento era muy lento y que tenía que seguirle. Entonces quedamos en que me iba a realizar una nueva resonancia para ver si habían evolucionado favorablemente mis rodillas y de ser así que con gusto iba a seguir viniendo.


Pues a los pocos días me realicé tal estudio en una sola rodilla (la que yo consideraba más mala) y ¡Oh sorpresa¡ Las lesiones estaban casi igual. Aparentemente hubo muy poca mejoría ¿Para 20 sesiones? Quizás hubiera tenido que aventarme otras 20 sesiones para notar una mejoría más significativa. ¿Pero pagar en efectivo todo eso? !Imposible!. Juzguen ustedes mismos mis estudios de rodilla izquierda el antes y el después del tratamiento (ver fotos).


Obviamente hice un coraje muy fuerte que hasta colitis me dio y ya no volví a ese lugar. Pagar en efectivo un tratamiento así está de locos.


Continué investigando y en éste año encontré una clínica en dónde también inyectan PRP y empecé a realizarme las inyecciones con ellos. Los Especialistas de éste lugar desde un principio me dijeron que mi problema no era tan grave y que solo necesitaría de 8 a 10 sesiones (de tan solo 20 minutos cada una) y al acabar me realicé otros estudios y afortunadamente si hubo evolución favorable con éste tratamiento. Las lesiones ya han desaparecido y solo tengo inflamación infrarotuliana no grave. A pesar de que aún tengo dolor constante en una rodilla ya me dieron de alta. Cabe destacar que en ésta clínica si aceptan pago con tarjeta y por ende expiden facturas. Salió un poco más caro cada sesión y sin usar ningún otro aparato ni necesidad de tronarme los huesos como en aquel Instituto pero ahora sí obtuve resultados positivos. Lástima que no encontré ésta clínica al principio.


Ahora. ¿Qué hicieron mal en el Instituto de Cosmiatría y Quirofísica Sumiko?


Punto #1. No inyectaban el PRP en donde tenían que hacerlo (en las rodillas directamente) sino en glÚtelos, columna y piernas. Por eso aquella viejita de 75 años que conocí llevaba unas 70 sesiones. En la clínica que me dieron de alta llegué a toparme con señoras con problemas similares de no poder caminar y los Especialistas claramente les decían que solo necesitarían unas 12 sesiones.


Punto #2. La Doctora del Instituto dice que el PRP regenera. Lo cual es una mentira. Los Especialistas de la otra clínica me dicen que solo "cicatriza" las lesiones.


Punto #3. En general el uso de “Células Madre” es un fraude porque tengo entendido que para que dé resultado éste procedimiento dichas células se tienen que extraer del mismo paciente y no de cordones umbilicales de personas o bebés ajenos.


Punto #4. Hoy en día ya es difícil o hasta imposible encontrar un dueño de una clínica o un instituto cuyos servicios los cobre exclusivamente en efectivo y que no expida facturas.


Punto #5. El gran tiempo invertido en cada sesión de unas 3 horas era muchísimo comparado con los 20 minutos por sesión de la otra clínica.


Así que tengan cuidado. Si deciden tomar un tratamiento de PRP el Especialista calificado debe decirles desde un principio cuántas sesiones deben realizarse dependiendo del padecimiento que tengan y así evitarán tirar su tiempo y dinero como un servidor lamentablemente lo hizo en Instituto De Cosmiatria y Quirofisica Sumiko.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
24/11/17
-0 
+1
 +1
Reportar
Yessilba  17
3
Reportar
Está muy grave el simple hecho que a una señora de la tercera edad con problemas de articulaciones tenga que ir a 70 sesiones o más para recibir éstos tratamientos con inyecciones. Mientras que en la otra clínica donde se ve que son mas cuidadosos y si saben como inyectar fácilmente le podían haber dicho a ésta misma señora que solo necesitaba ir a 12 sesiones. Lo bueno es que la señora no pagaba ni un centavo por ser familiar de un trabajador de ese Instituto.

He leido acerca del Plasma Rico en Plaquetas encontrando muchas contradicciones. Mientras unos dicen que si funciona otros dicen lo contrario.

Atando cabos y entendiendo tu caso el secreto está en "saber aplicar las inyecciones" porque eso de que te las ponían en las pompis, columna y piernas es totalmente una barbaridad. Eso lo podemos corroborar en los resultados de tus estudios de antes y después. Aparentemente si estabas teniendo una muy lenta mejoría, pero si te hubieran inyectado en las rodillas desde un principio no hubieras tenido que echarte esos viajesitos tan lejos durante 20 sesiones.

El PRP se debe de infiltrar directamente en la zona afectada. En éste caso en las rodillas.
25/11/17
-0 
+1
 +1
Reportar
Blackened  14
3
Reportar
Levantarse a las 4:00 de la madrugada una vez a la semana para ir tan lejos, tirar miles de pesos y prácticamente para nada?

Desafortunadamente hay muchísimos casos como éste en donde inyectan células madre, PRP, o alguna otra sustancia similar para supuestamente "regenerar" un desgaste o algo roto en el interior de la zona articular.

Según la información que he consultado con respecto a éste tema existen ciertos protocolos que se deben de seguir y respetar para la aplicación de éstos tratamientos.

Hay clínicas patito en dónde te dice el doctor: "Para regenerar su cartílago necesitamos hacerle 30 infiltraciones" cuando quizás el protocolo establecido dice hacer un máximo de 6 infiltraciones en 6 semanas a cada paciente (por ejemplo).

Debemos de tener mucho cuidado con esos charlatanes que solamente buscan vaciarnos el bolsillo. Y mira que en el caso de éste Instituto ese detalle de que no aceptaba pago con tarjeta ni expedía facturas ya era una señal para desconfiar totalmente de ellos desde un principio.
05/12/17
-0 
0
 +0
Reportar
Maragio  17
2
Reportar
Blackened estoy de acuerdo. Hoy en día es un requisito fiscal el que en los hospitales y clínicas se expidan facturas o recibos de honorarios de los servicios que llevan a cabo y más en tratamientos costosos de éste tipo. Eso de haber pagado $ 20,000 en efectivo estuvo muy grave y lo peor es que como nunca dieron facturas pues no hay forma de comprobar todo lo que se pagó.
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario