Caso 52839    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Servicio Exclusivo02/07/11

Servicio Exclusivo, reparación de lavadoras y refrigeradores es fraude

0
fraude en servicio de reparaciÓn de lavadoras y refrigeradores en JALISCO
El pasado mes de febrero’11 al cambiar los directorios telefónicos, venían adheridos imanes con publicidad sobre reparación de lavadoras y refrigeradores.

Las personas que los estaban cambiando, traían diablitos con los nuevos y cada uno de los directorios traÍa un imÁn con esa publicidad: uno es de “Servicio Plus” y el otro de “Servicio_Exclusivo”, pero parecen impresos para la misma “compañía” pues tienen el mismo formato y tamaño dichos imanes, sólo con diferentes teléfonos. Los pegué en mi refri y no me volví a acordar de ellos hasta el mes de junio, cuando a principios del mes se descompuso mi lavadora General Electric.
Hablé al que dice Servicio Exclusivo (qué nombre tan conveniente, es como llamarse Reparación Inmediata) y vinieron dos técnicos; les expliqué que no servía el nivel de agua, pues sólo llenaba al primer nivel, pero no importaba porque yo la llenaba con manguera según la ropa a los otros 2 niveles; pero que mi problema era que había dejado de centrifugar, sólo tiraba el agua y no exprimía. Destaparon el panel de control, colocaron un cable de aprox 5 o 7 cm (un eléctrico quizá diría ‘un puente’) y empezó a centrifugar, por lo que respire tranquila porque obviamente era algo muy sencillo y no sería tan costoso. Me hicieron un presupuesto en hoja membretada que dice “Centro de Servicio” (con el logo de Easy en encabezado, y en el cuerpo de la hoja Mabe, GE y Hot point) por $1,440.00, que se me hizo demasiado para tan simple reparación y les dije que comentaría con mi esposo. Insistieron en que debía decirles ya porque las piezas hay que pedirlas a Monterrey. Mi esposo dijo que comparáramos con otros servicios, así que taparon el panel y se fueron.
Hablé a otros técnicos y sin ver la lavadora me comentaron cobrar desde $990 hasta $1,300. Al pensar en que por la publicidad desplegada, serían más competentes los que fueron a mi casa por $140 que salía más caro no había gran diferencia, así que les llamé para decirles que sí quería que me cambiaran las refacciones y vinieron al día siguiente.
Pensando que en días anteriores habían ya ido y llevaban las refacciones, los dejé en el patio y 5 min después los de Servicio Exclusivo ya se estaban despidiendo, lo cual me sorprendió y más aún cuando ví que le dejaron dos huecos a la lavadora, el de nivel de agua y el de programación de lavado. Reconozco que debí haber reaccionado, pero no imaginé que no los traían, me quedé tarada digiriendo cuando se los llevaron que me dijeron que se los tenían que llevar para traer los nuevos porque si no entregaban los descompuestos no se los daban en almacén. Cuando ya se habían ido me quedé pensando todo; si alguien va a un taller de autos, los mecánicos saben qué número de refacción pedir; los que instalan aluminio por grosor, forma y calidad registran por clave los perfiles que se requieren. Supongo que las refacciones para lavadora igualmente tienen un número, por lo que no tienen para qué llevárselas. Sólo me quedaba pensar que lo que harían sería reparar mis propias refacciones y regresarlas como si fueran las nuevas, por lo que nuevamente hablé para pedir que me devolvieran las refacciones y me dejaran la lavadora como estaba. Me dijeron que como yo estaba cancelando el servicio, tenía que ir a recogerlas al domicilio de la nota de presupuesto en Tlaquepaque, Jal. Me metí a Google Earth a ver el lugar y es hasta ‘chinches bravas’ un localito ínfimo. No lo digo de manera peyorativa por los locales pequeños, sino porque para el dineral que ‘invirtió’ el que mandó a hacer los imanes, las relaciones que tendrá para lograr que le llegara a cada casa con teléfono su publicidad (y me han contado que en el DF también les entregaron de esa manera anuncios del mismo ramo), no concuerda el local en el que efectivamente se ve que están metiendo o llevándose lavadoras y toda clase de muebles de línea blanca, en una colonia donde la calle lateral al local no está ni pavimentada.
Ante eso, les hablé y nuevamente me atendió la misma persona que tomó todos mis recados y le dije que si no me devolvían esas piezas en mi casa los iba a demandar ante Profeco y si no ante la PGJ. Me preguntó quién era el técnico que me había atendido >como si tuvieran muchos técnicos y muchos clientes< y que le iba a decir que me las trajera Ya estamos en julio y no me devolvieron nada. Podría tratarse del ‘negocio’ de una persona influyente, o que trabaje en el gobierno porque ni frío les da, pero sí debe darles muy buenas ganancias reparar los mismos aditamentos de los aparatos con un cable y después cobrarlos como refacciones nuevas, que además sólo tienen un mes de garantía, según la hoja que me dejaron con el presupuesto.
Les platico todo esto para que cuando necesiten esos servicios, no llamen a estos &#¡?”/| de Servicio Exclusivo sino a los que aparecen dentro de páginas amarillas, ya establecidos o que se los recomienden y nunca dejar que se lleven las piezas daÑadas, aunque también los de los televisores dicen que se los tienen que llevar a su taller… en fin, cómo librarnos de estos transas para poder confiar en los buenos térnicos?

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario