Caso 84222   5  pts.  (2 calificaciones) Cía: Veterinarios de Animales Exóticos18/10/13

Veterinarios Irresponsables de Animales Exoticos: Dra. N. R. y Dr. M. A. G. G.

2
El siguiente escrito es para compartir cierta información que en lo personal me habría gustado mucho tener en el pasado para haber hecho las cosas distintas, para haber tomado mejores decisiones, más cabales, más certeras, más compasivas para alguien que era y es importante en mi vida y no sólo en la mía si no en la de varios miembros de mi familia.
En el mundo habemos todo tipo de personas, hay personas que aman y respetan a los animales y son compasivas con su sufrimiento, hay otras que se mantienen totalmente ajenas al sufrimiento de los mismos, incluso hay aquellas tan crueles que infligen dolor en los animalitos conscientemente.

Hay personas que disfrutan genuinamente de las pequeñas cosas de la vida, por ejemplo alguna gracia que hizo su mascota. El que tu perro espontáneamente te brinque encima y quizá te plante un lengüetazo, eso traería generalmente una sonrisa al rostro de la mayoría de las personas.
Hay personas que practican su carrera profesional sólo con el afán de hacer dinero, sin verdaderamente disfrutarla o siquiera recordar el motivo por el cual originalmente decidieron estudiar dicha carrera y creo que es verdaderamente alarmante cuando esto sucede y la carrera de la cual hablamos está ligada a la salud de cualquier ser viviente.
Y se preguntarán por que he mencionado estas cosas, pues bien en mi relato hablare a cerca de dos veterinarios a los cual encuentro irresponsables y sin ética.
Yo tengo de mascotas perros, pero tenía también otra mascota linda, hermosa, tierna, dulce, traviesa, divertida, frágil y portadora de un amor tan incalculable como inolvidable. En realidad más que mascotas son una parte importante de mi familia, nunca me ha parecido justo llamarles simple y sencillamente mascotas, cuando en realidad son muchísimo más.
Aun recuerdo el día que llego mi conejito a mi vida era el 24 de diciembre del 2007, desde que abrí la cajita en donde el venía, me pareció la cosita más hermosa que jamás había visto, era tan pequeñito, cabía perfectamente en la palma de mi mano, su pelaje era tan suave, color arena y blanco, podía sentir todos sus huesitos al sujetarlo en mis manos, era tan frágil, sabía que tenía que sostenerlo con mucho cuidado de lo pequeñito e indefenso que era.


Recuerdo sus ojos grandes grandes, amielados, tiernos y habidos de amor. Lo llame Bebé. Un día recuerdo que se quedo dormido en la palma de mi mano, sinceramente no sé cuanto tiempo lo tuve ahí dormido, no pude despegar mi vista de él, lo veía tan hermoso, tan tranquilo durmiendo en la palma de mi mano, tan en paz, veía como sus patitas eran tan pequeñitas y sus manitas muy apenas eran del tamaño de la primer falange de mi meñique, si no es que aún mas pequeñitas y sus uñitas eran tan diminutas. Yo observaba como sus pulmones se llenaban de aire al respirar y se vaciaban del mismo al espirar, veía el movimiento constante de su naricita y sus orejas eran tan pequeñitas aún y lo único que pude pensar fue ….


Es hermoso, es hermoso, y tiene vida, es una criaturita perfecta que funciona en maravillosa armonía, es un verdadero milagro en la palma de mi mano, y es mío, es mío. Sentí tanta alegría de saberlo mío. En ese momento creo que le hice una promesa en silencio, yo debería cuidarlo por siempre.
Escribir este relato no será fácil, pues trae a mi mente tantas historias lindas que compartimos mi conejo, mi madre y yo por 6 años, historias que ya no volverán a suceder, que ya no podre revivir, mas que en mi mente … sus brinquitos, sus sonidos, el que saliera a mi paso causándome tropezones, el que corriera a buscarme para que lo persiguiera y jugáramos, el verlo como subía las escaleras con esa gracia que lo caracterizaba y que invariablemente traía una sonrisa a mi rostro siempre que lo hacía, sobar sus manitas pequeñas y suaves entre mi pulgar e índice, o el que simple y sencillamente se acostara y me diera de topecitos en mi mano con su cabeza para que no dejara de acariciarlo, darle su baño o sus frutas que tanto le gustaban, el que todas las mañanas bajara con mi mamá a desayunar.


Y su mirada, nunca olvidare la mirada tierna que tenían sus ojos arena enormes y dulzones enmarcados por sus pestanas rubias, esos ojitos nunca debieron haberse cerrado. No, aún no, no era su tiempo, no así.
El día Domingo 22 de septiembre del 2013, note algo diferente en mi conejo, note que no iba al baño y note que su orina al secarse tenía residuos como de cristales en ella, empecé a notarlo algo diferente hable con la Dra. N.R., ella da consultas en la Clínica Veterinaria “Dr. Hinojosa Hospital Veterinario”. Y me dijo ella, que seguramente estaba estreñido que le diera Espaven para el cólico (.5 ml) y Cortiprim (1.5 ml) para ayudar a los movimientos de su intestino y estimular que fuera al baño. Ese domingo por la noche mí conejo empieza el tratamiento, el lunes 23 de septiembre continúo dándole el tratamiento cada 8 horas como la Dra. N.R. lo había indicado, me dijo también que no le diera nada de comer salvo pasto Timothy Hay y agua.


Llegado el martes 24 de septiembre, yo no note ningún cambio positivo en mi conejo seguía sin ir al baño y no se comía lo poco que la doctora había indicado como “adecuado” para el conejito. Ahora me doy cuenta que eso fue un error, debí seguir dándole de comer las cosas que a mi conejo le gustaban, el seguir las indicaciones de la doctora solo hizo que mi conejo se comenzara a debilitar por falta de alimento.
Ese mismo martes 24 de septiembre mi madre y yo comentamos que el conejo no estaba mejorando y que el tratamiento indicado por la Dra. N.R. no estaba sirviendo en lo más mínimo, el mismo día lo lleva mi mama a una consulta en persona con la Dra. N.R., para que lo revisara bien, se le comento el hecho de que no iba al baño, los días que llevaba sin comer ya prácticamente eran dos, se le comento el hecho de que la orina se veía con cristales y la Dra. N.R. siguió insistiendo que sólo tenía el intestino perezoso, irresponsablemente no le hizo ningún estudio de orina para descartar cualquier infección que pudiera tener el conejo, aún y cuando se le había advertido que notábamos cristales en la orina. Solamente le tomo una radiografía y dijo que tenía una bola de pelos en su estomago que había que darle 2ml de jugo de piña y que agregáramos Unamol (.5ml) al tratamiento, está de más decir que a mi conejo no le gustaba que le diéramos estos medicamentos y se resistía a tomarlos cuando yo se los daba con ayuda de una jeringa en su boquita, arrepentida estoy de habérselos dado y martirizarlo, creyendo que lo que me decía la doctora N.R. era bueno para mí conejo, cuando en realidad no lo era, ella solo me hizo perder tiempo valioso para salvar a mi conejo.


Cada día que pasaba yo veía más débil a mi Bebe, la Dra. N.R. sugirió que le diéramos Gerber de espinacas, el cual busque en HEB, Wall Mart y Benavides y ya no está en el mercado desde hace varios meses según me informaron en estas tiendas, si la Dra. N.R. pretende dedicarse a ser veterinaria antes de indicar cosas para los animalitos por lo menos debería asegurarse que todavía están existentes en el mercado y ponerse al día, en vista de todos estos sucesos decidí buscar una segunda opinión y el día Jueves 26 de septiembre mi mamá llevo a mi conejo con el Dr. m. a. g. g. que trabaja en la “Veterinaria del Valle”, ese día el Dr. m. a. g. g. al observar la radiografía que previamente le había tomado la Dra. N.R. a mi conejo, le comenta a mi mamá, que lo que tenía mi conejo era una infección en la vejiga, no se encontraron piedras en su vejiga solo arena lo cual era bueno.



Nos comento que sí tenía una bola de pelos en su estomago pero su intestino no estaba obstruido y el conejo podía evacuar, comento también que para esas bolas de pelo que a veces se les forman a los conejos en el estomago existía un gel que se ponía en la bola de pelos y estos se desintegraban, comento que la bola de pelos no era realmente el problema de mi conejo, que lo que realmente estaba afectando a mi conejo era una infección en la vejiga, que eso era realmente lo importante, total ese día se queda en la “Veterinaria del Valle” de 11 am a 4 pm bajo el cuidado del Dr. M.A.G.G. Al dar las 4 pm, mi madre pasa por mi conejo a la veterinaria y el semblante de mi conejo era mejor que el de otras veces, el Dr. M.A.G.G. nos indica estrictamente que no le demos nada de comer a mi conejo aún y cuando él sabía que mi conejo ya tenía sin comer casi nada o muy poco por 4 días, el nos dio un suero y nos dijo que solo le diéramos ese suero, tanto como él conejo quisiera tomar cada hora, mi madre y yo acordamos hacer caso de las instrucciones al pie de la letra una vez más , lo que mas queríamos en el mundo era ver que mi conejo se pusiera bien y si eso lo íbamos a lograr siguiendo las instrucciones de los veterinarios eso haríamos entonces.


Decidimos confiar en esos dos veterinarios, creímos que eran personas responsables, con ética profesional, y mas allá de eso con calidad humana, sobre todo porque su carrera está ligada a tratar con animalitos y cuidar de ellos, no es solamente darles tratamientos sin antes pensar bien en lo que se les está recetando o indicando. El viernes 27 de septiembre, mi madre vuelve a llevar a mi conejito a la “Veterinaria del Valle”, el Dr. m. a. g. g., dijo que el conejito tendría que ir por tres días, ese viernes era el segundo día, lo lleva mi mamá de 11am a 4pm y al regresarnos a mi conejito el Dr. m. a. g. g. vuelve a decirnos que no le demos nada de comer (5 días con prácticamente poco o nada de alimento) mi conejo se veía diferente ese día, débil, triste, nunca olvidare su carita y su mirada tierna de aquel día en particular, recordarlo hasta el día de hoy trae lagrimas a mis ojos y un sentimiento de impotencia. ¿Por qué lo deje en manos de esas dos personas frívolas y sin amor a los animalitos? ¿Por qué? ¿Por qué lo puse en sus manos? Si no lo hubiera hecho, el aún estaría aquí conmigo, lo sé.

Esas dos personas que se hacen llamar falsamente veterinarios de animales exóticos, no tienen ni decencia, ni amor por los que dicen cuidar... los animalitos. El sábado 28 de septiembre por la mañana mi conejito amanece muerto, y que me quedo a mi hacer mas que abrazarlo y pensar como pudo pasar esto si he hecho todo al pie de la letra. Y ahora sé lo que hice mal, escuchar a esos dos “veterinarios de animales exóticos”. Llevarlo con una irresponsable como la Dra. N.R. que no tuvo la ética moral y profesional de haberle hecho un examen de orina. Y del Dr. m. a. g. g. que decir de él, por qué seguía diciendo que no se le diera de comer al conejo si sabía cuantos días tenia sin comer. ¿Porque nunca presento los resultados de orina del conejo?
Después que murió mi conejo y que lo enterramos aquel sábado, no hay día que mi madre y yo, no pensemos en él. Compartir 6 años con un ser tan lindo no se superan fácilmente.

Su recuerdo constante, nos llevo a pensar ¿y por qué nos vamos a quedar calladas ante lo que sucedió? ¿Por qué quedarnos calladas cuando estas dos personas le arrebataron la vida a mi conejo, cuando le arrebataron nuestros cuidados y nuestro cariño? ¿Por qué? ¿Por qué no vamos a hablar con los veterinarios? después de todo mi conejo era más que una mascota era un integrante más de la familia, que nos dio amor, cariño incondicional desde que el sol se ponía en nuestras ventanas, hasta que era hora de dormir, esto se lo debíamos a él.

Y bien después de unos 3 o 4 días de muerto mi conejo, mi madre va a la “Veterinaria del Valle” para hablar con el Dr. m. a. g. g. y cuando ella le pregunto al Dr. M. A. G., acerca del tratamiento que le dio el viernes 27 de septiembre, el Dr. m. a. g. g. fríamente y descaradamente dijo… ¿qué por fin se murió el conejo? Es un es+úpido arrogante, como se atreve a decir ¿por fin se murió?, que clase de veterinario se atrevería a estar esperando a que se le muriera un animalito como para decir ¿por fin se murió el conejo? es usted un vil.
Cuando mi madre le pide que le enseñe los estudios de orina para que le mostrara lo que se había encontrado en la orina del conejo, el no fue capaz de entregarle los estudios. Y su excusa fue decir entiendo que esté buscando culpables, y es una pena que yo no hubiera estado presente porque yo le habría dicho al Dr. m. a. g. g. lo siguiente, es una vergüenza que conteste así, si por lo menos no fue un buen veterinario, por lo menos debería ser un hombre correcto y no decir eso, debería tener el valor civil para asumir su responsabilidad, y no se equivoque, no se buscan culpables pero sí que los responsables acepten su irresponsabilidad en los tratamientos administrados a mi conejo, para que por lo menos cuando otra persona lleve a su conejito para que se lo atiendan ustedes tomen en cuenta todos los factores, aunque ha decir verdad espero que ningún otro animalito o conejo llegue a las manos de estos dos veterinarios, esta es mi experiencia y considero importante que se sepa para evitar que cualquier otro conejito pase por esto, y para que tú lector si estas pensando en llevar a tu conejo o a cualquier otro animalito con cualquiera de estos dos veterinarios de animales exóticos no lo hagas.
Ver a tu mascota sufrir es desgarrador, ningún animalito merece sufrir en vano y ninguna persona que ha cuidado con tanta dedicación a esa criaturita merece verlo sufrir, para que al final sólo sea arrebatado de tu vida tan linda criaturita.
Más tarde ese mismo día después de que mi mamá visto al Dr. m. a. g. g., yo decido hablarle por teléfono a la Dra. N. R., y le pregunto específicamente ¿por qué no le hizo el estudio de orina a mi conejo aún y cuando se le advirtió los cristales que notábamos en la misma? y dice ella: Porqué no lo considere importante. Y me pregunta es, si ella tuviera a un ser querido enfermo, no consideraría importante que el doctor le hiciera todos los análisis requeridos y necesarios para encontrar cual es el problema de su ser querido, ¿eh Dra. R.? Su respuesta, fue una respuesta es+úpida, tan es+úpida como insolente. Cómo decir no lo considere importante, así nada mas, así de fresca. Su irresponsabilidad le quito la vida a algo hermoso. Como no puede considerar importante hacerle ese estudio al conejo, cuando se le advirtió lo que se notaba en su orina, y la única razón que viene a mi mente es por negligente y por irresponsable.


O quizá, no lo considero importante porque al ser madre de familia, seguramente tenía tantas cosas que hacer que no pensó que fuera importante dedicarle tiempo a ese estudio o a mi conejo, pues bien mi conejo era muy importante para mí, quizá para ella no, pero para mí sí. Después de esa primera pregunta, le pregunto a la Dra. N. R., que si conoce al Dr. m. a. g. g. (el ya le había comentado a mi mamá que conocía a la Dra. N. R. y cuestiono todo el tratamiento que ella le había indicado a mi conejo) y me dice ella, si sí lo conozco. Le comento entonces a la Dra. N.R. que el Dr. M.A. G.G. había cuestionado todo el tratamiento que ella le había indicado a mi conejo y la Dra. R. contesta diciendo, yo he tenido muchos problemas con el Dr. G., porque siempre me esta echando tierra.


Y en ese momento me sentí que estaba en medio de dos veterinarios que no eran éticos, ni profesionales y que existía rivalidad entre ellos, y que suerte la mía, porque tuve que poner a mi conejo en las manos de estas dos personas. Le comente que el Dr. m. a. g. g. había dicho que la bola de pelos se podía deshacer con un gel, pero ella dijo que no se lo había indicado que por qué ese gel genera azucares en el intestino de los conejos y era peor. Y le comente que el principal problema según el Dr. G. era la infección de vejiga, a lo cual no supo ni responder… Ah claro, debió ser porque no había considerado importante hacerle el estudio de orina, cierto.
Y a quien creerle… a ninguno, simple y sencillamente a ninguno, ellos no saben hacer su trabajo y no saben entregarse a su profesión como lo debe hacer alguien que verdaderamente ama su carrera o verdaderamente ama a los animales.


Esta es mi experiencia, la Dra. N.R. y el Dr. m. a. g. g. son ambos personas sin ética profesional, sin corazón, irresponsables, carecen de conocimiento profesional para dar tratamientos a los animalitos, no lleven a sus mascotas con ellos, los someten a tratamientos inservibles, que solo aminoran su calidad de vida, los debilitan y los matan. Así es que si estas planeando llevar a tu mascota con cualquiera de estos dos veterinarios espero este sea un escrito que te sirva como alerta para no hacerlo, te repito esta fue mi experiencia con ellos dos, y me habría gustado que alguien me hubiera hecho saber el comportamiento y la falta de ética y profesionalismo de ambos antes de haber puesto en sus manos a alguien importante para mí.
A la Dra. N.R., se le permite consultar en la Veterinaria Dr. Hinojosa Hospital Veterinario (Av. Alejandro de Rodas #1xx Loc. 1 y 2 Col. Cumbres Elite Monterrey, Nuevo León. CP 64610).
El Dr. M.A.G.G., trabaja en la Veterinaria del Valle (Rio Amazonas #1xx Ote. Col. Del Valle. San Pedro Garza Garcia, Nuevo León. CP 66220)
Este escrito Bebé es para pedirte perdón por haberte puesto en manos de esas dos personas en las que yo confié me recomendaban lo que era adecuado para ti, este escrito es mi eterna culpa por no haber hecho mejor las cosas para ti, por no haber decidió mejor por ti, tú eras pequeñito y frágil yo debí decidir mejor, yo confié en ellos, en que estaban haciendo lo mejor para ti, y por eso viviré eternamente arrepentida. Lamento tanto que me hayan arrebatado tu cariño y lamento más que te hayan arrebatado a ti del mío mi pequeñito, y que te hayan sometido a tratamientos que no eran los indicados para ti, que te hayan hecho sufrir hasta llevarte a la muerte. Y contigo se llevaron también una parte de mí. Te amo y te extraño todos los días.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
24/10/13
-0 
+1
 +1
Reportar
HartoDe...  13
872
Reportar
Que pena lo que te pasó yo recientemente también tuve un incidente con un veterinario sin ética, que frustraste que ambos veterinarios que te atendieron hayan sido así, no hay palabras que den consuelo yo mucho tiempo tuve conejos y son animalitos maravillosos. Esto que has hecho es muy bueno, ayudará a otros a no fiarse de estos comerciantes (sin ánimo de ofender a los comerciantes, pero la vida de un ser vivo no es una mercancía, en ese sentido lo digo). Ya quedaron asentados los nombres de las clínicas, sé que el portal no deja poner nombres pero puedes poner aquí el link de la cédula de estos carniceros Link para que cualquier que vea esto sepa de quienes se trata. Gracias por tu queja y como dije sé que no hay palabras de consuelo, pero hiciste todo lo que pudiste dentro de lo que conocías... Saludos.
17/07/14
-0 
0
 +0
Reportar
GabrielaVG  14
1
Reportar
Gracias por adevertirnos a los que amamos a los animales, iba a llevar a mi conejito ahí, has ayudado al mío a no caer en manos equivocadas... No hay palabras para reconfortar el dolor que debes sentir, pero gracias en nombre de todos esos peluditos por quererlos y respetarlos, seguro tu niño fue el mas feliz a tu lado. Un abrazo
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario