Caso 60106    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Centro Veterinario México30/12/11

Centro Veterinario México, apestan

0
El 26 de octubre me presenté en el Centro Veterinario México (Cincinnati 22 - Col. Ciudad de los Deportes - c.p. 03710 - México D.F.) debido a que sentí a mi gata (Mexicats Kitty, hembra de la raza persa, de color Blue Torbie de 6 semanas de edad, con 392 gr, registro de tica: sbv 091011 f), ligeramente laxa y desganada.


La admisión de mi mascota fue llevada a cabo por la Dra. A. L. quién con solo tocarla empezó a especular un diagnóstico de panleucopenia y agregó lo común de encontrar problemas de PKD en la raza persa, a lo que respondí que la gatita no tenía problemas de diarrea (hasta tomó muestra de materia fecal normal) y que sus progenitores estaban libres de PKD (testeados con pruebas de DNA en la Universidad de Davis, California). Posteriormente, le realizó una prueba para medir los niveles de glucosa en sangre reportándome que la gatita se encontraba hipoglucémica, por lo que decidió de inmediato administrarle glucosa por vía endovenosa y canalizarla.


Seguidamente, le tomaron una muestra de sangre para realizarle un hemograma. Los resultados reportaron un hematocrito de 9.1 %, por lo que me comentaron que la gatita se encontraba en un estado muy delicado. Enseguida sugirió que podría tratarse de leucemia felina, a lo que le comenté que sus progenitores estaban libres de esa enfermedad. Sin embargo, insistió en realizarle el estudio para determinar leucemia felina. Al cabo de unos minutos me dice que el resultando era POSITIVO, noticia que me resultó inconcebible y me dejó impactado.


Enseguida la Dra. me dijo que necesita transfundirle sangre, de preferencia de un gato macho de buen peso, el que debía conseguir. De inmediato fui en busca del padre de la gatita (Arisucats Pituco, macho de la raza Himalaya, de color Seal Linx Point, de 1 año 7 meses de edad, registro TICA SBV030510KK), para poder realizar dicha transfusión. Al padre de la gatita también se le realizaron un hemograma y prueba de leucemia felina. Pruebas que también dieron POSITIVO para leucemia felina y 24.4% de hematocrito, por lo que lo reportaron ANÉMICO, tanto la Dra. L. como el Dr. J. F., quién a partir de este momento se hizo cargo del caso. El mencionado Dr. F. aseveró que esa ANEMIA era indicio del comienzo de la leucemia felina, por lo que era necesario iniciar un tratamiento costoso con Interferón Omega.


Tras los resultados positivos a leucemia de mis dos gatos, me solicitaron llevar a la madre de la gatita (Mexicats Nini, hembra de la raza persa, color Cream and White, registro tica sbv 102609 008) para realizar las mismas pruebas. A la hora me dan los resultados de la progenitora, que para mi gran sorpresa resultó NEGATIVA.


Al revisar los resultados por escrito que me dio el Dr. F., noté que en la zona correspondiente a leucemia en lugar de decir NEGATIVO decía NO RESULT, lo que me hizo sospechar que ni siquiera se le había efectuado la prueba mencionada. En ese instante, consulté al Dr. F. de dónde había tomado la muestra de sangre, a lo que me respondió que de la yugular. Al revisar la zona noté que no fue rasurada, no estaba mojada por si se hubieran usado alcohol, todo el pelo del cuello estaba intacto, también chequé mechón por mechón y no había rastro de sangre, ni hematoma alguno. Sin embargo, el Dr. F. me aseguró que, si se le había efectuado la prueba y que se trataba de un caso de un FALSO NEGATIVO y que, seguramente la progenitora también tenía leucemia, por lo tanto habría que empezar a tratar la enfermedad también en ella.


A las 3 AM del día 27 de octubre, me comunican telefónicamente del Centro Veterinario México que la gatita había convulsionado, posteriormente tuvo 4 convulsiones más entre las 8 y las 10 AM, ya para las 2 PM la gatita no paraba de convulsionar y se decidió sacrificarla, aplicándole la eutanasia el Dr. J. F. para su posterior incineración.


Después de este doloroso suceso, mis dudas afloraban. ¿Cómo podía ser posible que el padre de la gatita tuviera leucemia felina y la madre no? ¿Cómo podía tener leucemia el padre de la gatita, cuando en el mes de abril del 2011 fue reportado NEGATIVO por el laboratorio EXPERTO?


Para terminar con mi incertidumbre llevé a ambos padres de la gatita fallecida el día 27de octubre al Hospital de Especialidades Veterinarias de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM con el Dr. J. M. para realizarles pruebas de Leucemia felina y hemograma.


Lo sorprendente fue que ambos el resultado para leucemia felina fueron NEGATIVOS y también salieron normales los valores de ambos hemogramas.


Asimismo de estos resultados, también se llevaron muestras de sangre de ambos gatos a analizar al laboratorio EXPERTO, el resultado fue NEGATIVO para leucemia también en ambos casos. Los nuevos cuestionamientos son:


Si los padres de la gatita fallecida son NEGATIVOS a LEUCEMIA FELINA ¿cómo puede ser posible que la gatita bebé pueda haber muerto de esta enfermedad?,


¿Por qué diagnosticaron al gato padre de la gatita con leucemia felina si no la tiene?,


¿Son confiables los resultados de las pruebas de laboratorio del Centro_Veterinario_México?,


¿De qué murió la gatita?,


¿Quién se hará responsable por este diagnóstico equivocado y en consecuencia, de un tratamiento incorrecto?,


¿Quiénes son los responsables de que los resultados estén incorrectos: IDEXX LABORATORIES o el Centro_Veterinario_México?


Cabe aclarar que mis gatos provienen de criaderos prestigiosos y con exhaustivos controles médicos. Mis gatos viven en un departamento en un 5to. Piso y no tienen ni han tenido contacto con otros animales.


El día 7 de noviembre me entrevisté con el Dr. P. director y dueño del Centro Veterinario México y se justificó diciendo que se diagnosticó a partir de las pruebas de sangre y por eso se procedió clínicamente. Por lo que se comprometió a comunicarse con IDEXX LABORATORIES para solicitar una explicación al respecto. Igualmente aseveró que el tratamiento que se le aplicó a mi gatita se ajustaba para cualquier otra enfermedad, cosa que me parece absurda ya que si mi gatita hubiera tenido, por ejemplo, una pequeña factura, cómo voy a creer que con un examen de sangre se pudiera llegar a diagnosticar ese padecimiento.


El día 28 de noviembre volví a entrevistarme con el Dr. J. P. en el centro veterinario México para deslindar responsabilidades, me comento que ya había hablado con las personas de IDEXX LABORATORIES y que ellos le habían comentado que es normal que se den resultados erróneos ya que los snaps no son 100 % confiables y que el no puede garantizar que la cadena de frío en la transportación a México se respete al 100%, por tales motivos el no es responsable de lo acontecido siendo los responsables IDEXX LABORATORIES. Asimismo me amenazo de manera directa de que si yo lo demandaba el iba a invertir todo el dinero y esfuerzo que tuviera a su alcance para ganarme el caso.


Exijo una explicación y aclaraciones correspondientes a dichos cuestionamientos, aunque la realidad es que la gatita falleció y eso no tiene remedio.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
No hay comentarios aún
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario