Caso 8869    sin calif  (0 calificaciones) Cía: Gobierno de China20/03/08

Gobierno Chino APESTOSO asesino de Tibetanos

Vean aqui la historia del genocidio humano y cultural ,cometido por LOS CHINOS en el TIBET, han pasado alrededor de 50 años y la represion en Lhasa sigue de igual manera , el viernes 14 de marzo de 2008 el APESTOSO gobierno cochino volvio a reprimir protestas matando alrededor de 100 tibetanos, los chinos niegan el paso de la prensa internacional a Lhasa pues quieren ocultar sus fechorias y mostrar al mundo que son unos angelitos!!..


Ver documental historico (buenisimo) haz click aqui-> Link


Bjork canta independencia para Tibet en pleno Shangai haz click aqui ->
www.youtube.com/watch?v=DLKM06AzSfI&feature=related


Video completo de Bjork (muy bueno) haz click aqui
www.youtube.com/watch?v=LGC0VVobi6E&feature=related


Tomate un tiempo para leer esto (muy bueno):


Para comprender más profundamente este conflicto que cada cierto tiempo estalla en el techo del mundo, las tierras del Himalaya, hay que remontarse muchos años atrás. El Tíbet, cargado de una religiosidad única en el planeta, cuya fe y tradición han querido ser esquilmadas por uno de los gobiernos de ideología más materialista de la historia de la humanidad, intenta sobrevivir a las presiones políticas y económicas de una sociedad globalizada.


el destino trascendental de un niÑo CAMPESINOTensing Gyatso, XIV Dalai Lama, máximo líder espiritual del Tíbet y premio Nobel de la Paz 1989, nació el 6 de julio de 1935 en Taktser, Amdo, parte oriental de Tibet, en el seno de una familia modesta de campesinos, con el nombre de Lhamo Dondhup. A la edad de dos años fue reconocido como la reencarnación del recientemente fallecido Thubten Gyatso, decimotercer Dalai Lama, y recibió el nombre de Jetsun Jamphel Ngawang Lobsang.


Comenzó entonces una nueva vida centrada en la meditación budista, el estudio de la religión y la filosofía. En 1946 conoció al alpinista y aventurero austriaco, Heinrich Harrer, que se convirtió en uno de sus tutores. Su educación religiosa culminó con su nombramiento, a la edad de 23 años, como Geshe Lharampa, equivalente a un doctorado en filosofía budista.


Su responsabilidad como cabeza espiritual de Tíbet se completó con la asunción del poder político dos meses después de que las tropas chinas entraran en Lhasa, en septiembre de 1950. En busca de una salida a la encrucijada que vivía el país tras la ocupación militar, el Dalai Lama se reunió en Pekín en 1954 con el mandatario chino Mao TseTung (Mao Zedong), aunque la dura represión china contra el levantamiento popular en Lhasa en 1959, le forzó a abandonar el país.


Tras su exilio se instaló y formó un gobierno en la ciudad india de Dharamsala. Desde entonces se ha dedicado a recorrer el mundo en busca de apoyo internacional para el reconocimiento de los derechos de su pueblo y acusar a Pekín de "genocidio cultural" en el Tíbet, así como de mantener a miles de presos políticos tibetanos, y de haber incumplido el "Acuerdo de 17 artículos" firmado en 1951, que aseguraba plena autonomía local y el mantenimiento de las condiciones sociales y el sistema político del territorio.


El régimen chino no oculta su ira cuando se refiere al que considera el principal "demonio" del país. Cada vez que el Dalai Lama realiza una visita a un país extranjero, las autoridades chinas presentan sus quejas a los respectivos mandatarios del país anfitrión por considerar que se interfiere en los asuntos internos chinos.


En los últimos años, el Dalai Lama ha renunciado a las pretensiones independentistas que mantuvo durante sus primeros años, y su deseo sobre el Tíbet se centra en pedir una "verdadera autonomía" que permita a su pueblo preservar su "identidad cultural, lingüística y religiosa". El Dalai Lama no oculta su deseo de morir en Tíbet, pretensión que se le niega desde el gobierno chino a pesar de su promesa de retirarse de la vida política cuando llegue el momento de su retorno.


El conflicto en el Tíbet nace de desacuerdos sobre la historia de las relaciones entre China y el Tíbet, y es muy anterior al régimen comunista nacido en 1950 en Pekín. Mientras China asegura que el Tíbet es parte del país asiático desde hace siglos debido a uniones dinásticas, los tibetanos piensan que el país fue sometido injustamente por los chinos en diferentes periodos de la historia, el último de ellos desde hace 58 años.


Se considera que los pueblos tibetanos comenzaron a ser una entidad política diferenciada hacia el siglo VII, cuando se constituyen como un reino. Songtsen Gampo (604-650), héroe nacional tibetano, fue el que logró unificar los pueblos del Techo del Mundo. En tiempos de este primer rey comienzan los vínculos del Tíbet con la vecina civilización china, ya que siguiendo políticas de alianzas se casó con una princesa china llamada Wencheng, de la dinastía Tang (aunque también tuvo una esposa de Nepal).


En esta unión se basa China para afirmar su soberanía sobre la región, algo a lo que se oponen los independentistas tibetanos, que afirman que el aislamiento geográfico de la región le ha permitido ser virtualmente independiente durante gran parte de su historia, pese a las injerencias de potencias vecinas y occidentales.


China asegura que hacia 1372 la recién formada dinastía Ming otorgó al mandatario tibetano una suerte de "virreinato" y le obligó a pagar tributo a la corte china, lo que en esencia significaba el dominio del imperio chino sobre el Tíbet, cuestión que no es reconocida por los independentistas tibetanos.


En 1720, la última dinastía china (Qing), aprovechando un conflicto entre dos líderes tibetanos, invade el Tíbet e instaura un gobierno que estaría encabezado por el Dalai Lama. En 1913, aprovechando la caída de la dinastía Qing en 1911 y el caos de los primeros años de la República de China, el Tíbet declara unilateralmente su independencia.


La anarquía que China sufrió en las décadas posteriores permitió a Tíbet fortalecerse como entidad independiente a principios del siglo XX, situación que terminó en 1950, cuando, un año después de la fundación del régimen comunista en Pekín, las tropas chinas "invadían" el Tíbet (según los independentistas tibetanos, mientras los chinos hablan de "liberación" del feudalismo en el territorio).


Los tibetanos se levantaron contra el dominio comunista en 1959. Pero el fracaso de la rebelión iniciada el 10 de marzo de ese año (y cuya conmemoración motivó las protestas de la semana pasada) dio lugar a la huida del Dalai Lama y a la creación de un Gobierno tibetano en el exilio. Según ese gobierno, la represión del ejército chino contra el pueblo tibetano y su cultura en medio siglo se cobró más de un millón de muertos, así como la destrucción de monasterios y templos, especialmente durante la Revolución Cultural (1966-76).


La represión también aumentó tras las protestas de 1989, para conmemorar el 40 aniversario de la rebelión. En la actualidad, los tibetanos han vuelto a sacar a las calles de China e India y de todas aquellas ciudades donde se encuentre su exilio las protestas que desde hace siglos les mantiene unidos.
+ Quejas del área geográfica
attached image
Franquicias Nutrisa un fraude
07/ 10/ 14
74157
25
  4.7  pts.
Apestan.com en Milenio.com
05/ 05/ 08
39854
28
  4.7  pts.
attached image
Cuidado con aceptar un empleo de Veteria Labs
25/ 08/ 15
25396
38
  4.6  pts.
attached image
Mundo de Inglés de Disney ¡me salvé!
07/ 10/ 11
130592
49
  4.6  pts.

Tus comentarios respecto a esta queja:

Por favor regístrese para agregar comentarios

Comentarios sobre esta queja
22/03/08
-0 
+43
 +43
Reportar
fisea  /  plus / 08
Reportar
Bien!
25/03/08
-0 
+1
 +1
Reportar
intro  08
6
Reportar
gracias por el breviario cultural y geografico
14/08/08
-0 
0
 +0
Reportar
lomarcris  / Luis Omar   / 08
Reportar
China tiene una politica muy represiva por lo que su cultura representa. Los tibetanos quieren un Tibet independiente con excusas que dicen que China es injusto, y China avala con una dinastia que Tibet es Chino.
Aunque El tibet es una cultura totalmente aparte, es practicamente un pueblo mas de la inmensa China. Si hablamos de Mexico seria como los Taraumaras. Los chinos son mas de mil millones, por lo que los tibetanos son solo una pequeña cultura muy vasta mas.
China no ha manejado muy bien el asunto, pero no podemos dudar que se esta convirtiendo en una potencia mundial lo que creara un ambiente prospero para una guerra entre los inolucrados. Los verdaderos tibetanos ya casi no existen, solo aquellos que quieren beneficiarse de algo politico y social.
China va creciendo, el tibet se esta hundiendo, terminara por ceder y asi china podra hacer crecer esa region tal como lo hace con su tierra
subir
Usuarios ya registrados
Crear una cuenta de usuario